¿A qué parte del cerebro le debemos nuestros gustos artísticos?

Posted on
Por Redacción
robert-morris, BRAIN

¿Por qué algunas personas responden de forma distinta al arte? ¿Qué hace que una obra sea maestra para algunos y para otros la excusa perfecta para mirar en otra dirección? Un grupo de investigadores de la Universidad de New York han llegado a la –puede que esperada– conclusión de que la relevancia de una obra de arte esté directamente relacionada con las regiones más emotivas de nuestro cerebro.

robert-morris, BRAINROBERT MORRIS, BRAIN

Los sujetos de estudio, que iban de recién llegados al mundo del arte –práctico e histórico– a licenciados, examinaron 109 imágenes del Catalog of Art Museum Images Online, una amplia base de datos que se adentraba en distintas tradiciones culturales (americanas, europeas, indias y japonesas) y recorría los últimos cinco siglos de historia. De la figuración a lo abstracto, incluyendo clasificaciones genéricas como “mujer”, “figura masculina”, “grupos”, “paisaje”, etc., así como imágenes poco conocidas que ahuyentaran las predilecciones.

La siguiente fase del estudio planteó la siguiente pregunta: “¿Con qué fuerza te llega esta pintura?” y obligaba a responder usando una escala de 1 (poca) al 4 (mucha). Siguiendo la actividad neuronal de los sujetos y posteriormente invitándoles a responder a un cuestionario en el que podían describir la intensidad de las emociones involucradas en su experiencia, confirmaron que cada persona respondía de forma distinta a cada obra. Entre las conclusiones inamovibles encontramos que las regiones sensoriales del cerebro (occipito-temporales) respondieron de la misma forma sin que influyera la puntuación dada a la pieza. Por otra parte, las pinturas que recibían un 4 implicaban un proceso neurológico adicional que incrementaba considerablemente la actividad en una red neuronal específica de las regiones frontal y subcortical.

Esto no explica porque unas piezas alcanzan la categoría de obra maestra, pero sí que los procesos vinculados a esta percepción son siempre los mismos y que caminan paralelos a la evocación de asuntos personales de gran relevancia, nuestros rasgos de personalidad, ensueños o contemplaciones del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *