413 - Path To Hocman

413: Path To Hocma

22 noviembre 2010 - Entrevistas / Música

Path to Hocma es la conceptual propuesta del músico y productor donostiarra David Pisabarro, también llamado 413, un LP de incontables matices cuyos mayores atractivos son su gestación al margen de los estudios y un trabajo de composición, interpretación y grabación que el propio David ha asumido en un gesto de valentía musical. Más independencia, imposible.

***

¿Qué es Hocma y cómo llegar a ella? ¿Qué hilo argumental sostiene este LP?

Hocma es un concepto que he utilizado en esta historia porque el significado previo se ajustaba muy bien a lo que quería ir explicando. Sin embargo he de decir que el significado concreto de Hocma dentro de este proyecto es algo que se irá desvelando con el paso del tiempo y más entregas.
Respecto al hilo argumental, se podría decir que el disco es un pequeño prólogo en el que se explican, de un modo u otro, ciertos lugares y arquetipos que, al igual que Hocma, irán apareciendo gradualmente. Algo así como una pequeña pieza dentro de un puzzle más grande.

¿Qué vino antes: los temas o el concepto que los unifica?

Sin duda el concepto que los unifica. Fue la base desde la que cimentar la musicalidad propia de cada paisaje o personaje.

Sin amplificadores, guitarras y ni tan siquiera el apoyo de un estudio, ¿cómo decides enfrentarte a un disco tan desnudo de medios convencionales?

Fue algo bastante gradual, la verdad. Vi que iba acumulando bastantes ideas y decidí tomármelo más en serio para poder darle un acabado con el que pudiese sentirme cómodo en todos y cada uno de los aspectos. Sobre todo componer y creer en tu proyecto, pensar continuamente en cómo mejorar el sonido de cada elemento del que dispones y cuidar cada detalle por ínfimo que sea. En cuanto al hecho de que no haya amplificadores o que no haya decidido entrar a un estudio a grabar podría tener varias respuestas, pero la principal es que la economía nunca ha sido algo que haya estado de mi parte, así que con lo poco que tenía a mi alrededor hice (y hago) lo que pude.

¿Y qué puedes decir a favor del bajo eléctrico, la estrella de Path To Hocma?

Es un instrumento maravilloso y con mucho más rango de acción del que se le suele achacar. Siempre me he sentido muy cómodo con él y la verdad es que me ha incitado mucho a investigar sus posibilidades. Creo que podría dar mucho más de sí en el panorama musical actual y que no debería limitarse únicamente al rol al que suele estar encasillado.

¿La autosuficiencia es peligrosa o es el futuro de los músicos y bandas?

Sí que es peligrosa, sí, sobre todo al principio porque nadie o casi nadie te toma en serio. Creo que tiene puntos muy buenos como que tú puedes controlar cada uno de los pasos dentro de la producción, y puntos no tan buenos como que es más difícil hacerlo llegar a más sitios sin una distribuidora, o que tienes que hablar y hacer la promo tú mismo del disco en vez de otra persona y eso, no suele estar muy bien visto. No me atrevería a decir si la autosuficiencia es el futuro o no de los músicos o las bandas, pero sí que, ahora mismo, es algo que suele dificultar la difusión en muchos medios. Sin embargo, estoy convencido de que esto al final es como todo en esta vida: El que perdura es el que tiene la fuerza que decía Camarón. Intentemos añadirle además un poquito de buen hacer y mucha pasión, el resto ya vendrá si tiene que venir.

Componer, interpretar, grabar, producir, etc… ¿En qué faceta de las muchas que has mostrado te sientes más cómodo? Y por el contrario, ¿hay alguna que, una vez terminado el álbum, no repetirías?

Si me obligasen a elegir a punta de pistola o alguna cosa así supongo que me decantaría por la composición como mi favorita, aunque la verdad es que no podría decidirme por ninguna de ellas a día de hoy. Todas son mi motor y una verdadera pasión para mí. En el caso contrario, no puedo decir que no repetiría ninguna de ellas una vez terminado un álbum porque lo cierto es, que si de mí dependiera, no dejaría nunca de componer, interpretar, grabar o producir ni durmiendo.

¿Cuánto tiempo has invertido en Path to Hocma?

Pues teniendo en cuenta todos y cada uno de los trámites… un año exacto, aunque musicalmente el disco entero estaba terminado bastante antes de que saliese a la luz.

Aunque se aprecie la influencia de otros artistas, tampoco son una constante en tu sonido. ¿Cómo de bueno es no tener unos referentes definidos?

Bueno, sí creo que tengo referentes bien definidos. Quizás es que son muchos, eso ya no lo sé. Sobre todo intento hacer que todo lo que hago lleve ese sello que haga que el que lo vea, oiga o lea diga “es muy tú”, indiferentemente de qué escuche yo o qué me influencie. Me parece muy interesante poder disfrutar cada detalle de cada música o ruido que pueda cruzarse en tu vida aprendiendo continuamente de sus detalles y generalidades. También es verdad que hay gente que necesita encasillar rápido cualquier cosa que ve, oye o lee, así que es posible que Path to Hocma se les haga un poco cuestarriba al principio.

¿Ofrecer el disco en descarga directa es una decisión estratégica o de lucha contra lo establecido? ¿Qué te impulsó a esta decisión?

Pues la verdad es que no tiene nada de estratégico. Una vez más son muchas las razones que me llevaron a tomar esta decisión aunque sí que podrían entrar dentro de “lucha contra los establecido” de alguna forma.
Respeto y entiendo perfectamente que el arte, hablando a grandes rasgos, se venda, pero considero que todo lo que termina siendo influenciado por el dinero se va alienando de una forma u otra con el paso del tiempo con lo que procuro que a mi proyecto no le suceda de ninguna forma.
Tampoco soy muy amigo del dinero y poner una barrera más a la gente que quiera conseguirlo ni me apetecía ni me parecía correcto. ¿Cuántas veces habré querido comprarme un disco y me he quedado sin escucharlo o disfrutar de su artwork por no tener ni un chavo? ¿Y todo lo que me ha dado el arte a mí? ¿Podré devolvérselo yo de alguna forma?
Grosso modo, una vez planteado todo esto, decidí ser consecuente. Píllate el CD de gratis, te lo envío sin que pagues ni un céntimo ni por el CD ni por los gastos de envío y si algún día quieres, puedes o te apetece, le das al botón de donar y santaspascuas y sino, santaspascuas también.

Aunque has contado con ayuda, la mayor parte del trabajo tras Path to Hocma recae en tus manos. ¿Qué será lo siguiente? ¿Existe un “más difícil todavía” en tus planes futuros?

Más no significa más difícultad así que no creo que haga algo más difícil, pero sí es muy posible que lo que depara el porvenir dentro de este proyecto que inicia Path to Hocma descoloque bastante tanto por su contenido como por su continente.

Enlace: 413

› tags: 413 / david pisabarro / Entrevistas / Música / path to hocma /

Deja un comentario