Entrevista a Après Ski

Posted on
Por Bill Jiménez

No hay nada como unas copas y un poco de conversación agradable tras una dura jornada de esquí. Esa clase de instantes memorables que merecen tener su propio nombre. En este caso alguien tuvo la feliz ocurrencia de llamarlo après-ski, un ejercicio de socialización alpina que ha inspirado a Lucía Vergara a la hora de bautizar su línea de joyería, unas piezas en las que «hay una predilección por los colores pastel, el dorado, las miniaturas y un cierto aire retro que siempre está presente». Aire retro que queda reflejado en su proceso de creación: «La primera parte y con la que más disfruto es la búsqueda de materiales, perderme en los rastros, mercerías con stocks antiguos, tiendas de baratijas y los propios cajones de mis muebles. Durante esos paseos a mis sitios secretos ya voy maquinando nuevas piezas, haciendo un collage mental. Luego en una mesa blanca donde no cabe ni un alfiler empieza el recorta y pega. Y lo que sigue es fácil de imaginar: taladra, esmalta, ensambla, pega, barniza, etiqueta…». Un proceso sencillo de contar pero que implica trabajo y unas tablas ganadas en otros terrenos, como por ejemplo los más de tres años que pasó con Lydia Delgado, ejerciendo de asistente de la diseñadora y responsabilizándose de su línea de accesorios. Actualmente, Lucía colabora con Ailanto, con los que diseñó la colección de bisutería de sus recientes desfiles, así como su posterior adaptación comercial.

apres-ski

Pero ahora es el turno de Après Ski, para la que existen muchos planes. Lo principal es «la incorporación de otros accesorios Après Ski. Si todo sale bien, pañuelos, cinturones y tiradores. ¡Y la apertura de una tienda online. Hasta que llegue ese momento podéis disfrutar de las piezas reunidas en su blog, una producción notable en las que el latón, la resina y la madera se rebelan materiales predilectos de la diseñadora, según ella, «materiales pobres». Pero también le interesan los objetos perdidos y, sobre todo, «me encanta descubrir otras técnicas. Para la próxima colección trataré de incorporar la cerámica y los brillantes. A menudo fantaseo con pasar temporadas en otros países donde aprender técnicas artesanales que incorporar a Après Ski».

Con tanta pasión y romanticismo puesto en su trabajo, debe ser difícil desprenderse de sus piezas: «¡Uy sí! Me cuesta desprenderme de casi todas, ya que son prácticamente piezas únicas. Trato de contenerme para no quedarme con una de cada, pero la que no vendería ni por asomo sería una coronita de flores que hice cuando aprendí a soldar. Fue tan complicado acabarla, por lo pequeña que era cada hojita, que conseguí poner al profesor de los nervios».

Encontraréis Après Ski en: Baum, Boo, Dora Romero y Swalow Gallery entre otros. Para más información, visitad el Blog Après Ski

Imágenes: Cabecera (c) Esperanza Moya
Reseña (c) Après Ski

2 Replies to “Entrevista a Après Ski”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *