Categorías
Arte Exposiciones

Arte efímero en el Centro Cultural Las Cigarreras

El ascenso y declive de la pintura mural en estos tiempos post modernos tuvo cierta tregua con el éxito del grafiti, que nació, creció y engordó los bolsillos de muchos hasta agotar sus posibilidades económicas, que no artísticas. Pero si algo tiene el arte urbano que contrasta con las premisas del mural es su carácter efímero, la certeza de que las obras van y vienen pero la superficie, alma máter, prevalece.

30_kilos_de_marron_tabaco,_2011,_Carlos_Macia

Esta mentalidad es la que mueve la exposición “El arte efímero. Intervenciones murales”, una reunión artística alrededor de un espacio con tanta historia como el alicantino Centro Cultural Las Cigarreras, y en concreto, su espacio Caja Blanca, anexo a la antigua fábrica de tabacos. En sus muros, y hasta el próximo 23 de octubre, encontraremos las obras de Álvaro Jaén, Carlos Maciá, Abigail Lazkoz, Moisés Mahiques y el colectivo Crajes, formado por Carla Rendón y Jessica Ruiz. Seis propuestas distintas que, aparte de su valor individual, y tal y como explica la comisaria de la muestra, Alicia Ventura, “ensalzan la pintura mural como arte y además, homenajea a las mujeres que trabajaron en la Fábrica de Tabacos, en las que se ha inspirado cada artista para crear su propia historia”.

Y las hay de todo tipo, como el mural de Carlos Maciá, que a través de la pintura marrón, otorga a las paredes el detalle tostado del tabaco; los elementos maquinales propuestos por Abigail Lazkoz; o la reivindicación laboral de Álvaro Jaén. En resumen, un producto contemporáneo con unas sólidas, y emotivas, raíces clásicas.

Los comentarios están cerrados.