Las migraciones de Blanca Vernis

Posted on
Por Bill Jiménez
Blanca-Vernis-migraciones

Migraciones de Blanca Vernis es una exposición de contrastes y elipsis, ya que presenta en el mismo ecosistema, la Galería Alejandro Sales (Julián Romea, 16. Barcelona), dos series de obras que comparten un apartado técnico y terminan por escindirse al plasmar el concepto que les dio vida. Así, a modo de documental, seguimos de cerca los movimientos migratorios de una serie de animales, observados por la propia artista en Kenia y recreados a través de una paleta de colores donde la tierra, la sabana, marca pautas entre sus habitantes. Estos, alejados del detalle, se limitan a transmitir un movimiento que, aparte de medir el espacio, nos habla de tiempo y ciclos estacionales, el eterno retorno que garantiza el buen funcionamiento de esa maquinaria primigenia que es la naturaleza.

Blanca-Vernis-migraciones

Por el contrario, el resto de obras nos proyectan a la antítesis de las llanuras africanas, la ciudad de Nueva York. A través de su conocido cityscape, Blanca presenta otra clase de jungla que, aunque no lo parezca, sigue unas reglas parecidas a la habitada por antílopes y cebras. Y aunque en este punto podría haber caído en una representación fidedigna del caos urbano, decide establecer su punto de vista en los rascacielos de la Gran Manzana, estoicos e inamovibles. No necesitamos ver a los pies de estos gigantes los millones de hormigas que van y vienen, y que, en su joven historia, también respondieron a variados procesos migratorios.

En cualquier caso, Migraciones es una muestra notable que también juega con nuestros sentimientos. Alternando la figuración animal con el paisaje arquitectónico, logra que anhelemos la libertad que perdimos al civilizarnos, un tesoro difícil de recuperar.

blanca-vernis-alejandro-sales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *