Deserción de circuitos ideológicos

Posted on
Por Bill Jiménez

Hoy se celebra una subasta. Una muy especial, atrevida y de un calado conceptual que reinterpreta de un plumazo varios conceptos vinculados a la venta de arte. Primero, la propia subasta en sí, ya que, en lugar de una pieza codiciada por muchos, homesession, el espacio que alberga el evento, nos ofrece las huellas dactilares de Martín Rico, de menor fuerza estética pero alta simbología. Huellas dactilares, sí, removidas de sus dedos por medio de la escarificación, cinco huellas de la mano derecha que posteriormente han sido disecadas y enmarcadas.

A partir de aquí, reflexionemos. Martín Rico vende algo que lo define como ser individual y que ha obtenido a través de un proceso que, no hacen faltan muchas explicaciones, resulta doloroso. Sabemos también que la piel volverá a crecer y el artista recuperará sus huellas, pero durante ese lapso de tiempo, parte de su identidad estará atrapada en los mecanismos que rigen los mercados. Su valor quedará en manos de terceros.

‘Deserción de circuitos ideológicos’ es el nombre de esta acción/subasta. Un brillante ejercicio artístico a celebrarse hoy día 1 a las 19:00 como parte del programa Pica i Fuig! de la Sala d’Art Jove.

martin-Rico deserción de circuitos ideológicos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *