dumbo

Dumbo Shop

9 septiembre 2009 - Arte / Entrevistas / Moda / Por Bill Jiménez

0 Flares 0 Flares ×

Deborah y Arieh son las cabezas pensantes de Dumbo Shop, dos jóvenes creadores de Barcelona, estandartes del home made local e ilustres miembros de la comunidad Etsy (www.etsy.com), el primer y más grande cibermercadillo del mundo.

La democratización gracias a Internet ha ido alcanzando progresivamente a todas las disciplinas artísticas y Etsy ha demostrado que la moda no es una excepción. ¿Cómo se enfrenta el creador novel a un mundo en el que tantas voces tienen algo que decir? ¿Qué virtudes ha de poseer para no pasar inadvertido?

A: En Dumbo ofrecemos nuestro universo particular hecho de monstruos, gatos, píxeles y papiroflexia. Por el día hacemos las cosas que nos gustan y por la noche rezamos para que a los demás también les gusten un poco.
D:
Pasamos mucho tiempo rezando a San Etsy, San Blogspot, San Facebook y San Twitter para que nos ayuden con la promoción y extiendan la palabra de Dumbo por todo el mundo.

Dumbo defiende el trabajo artesano y en vuestro catálogo podemos encontrar artículos únicos o en ediciones limitadas. ¿Podrá algún día este auge de la costura tradicional enfrentarse al monopolio de las grandes marcas?

A:Las grandes marcas están bien. A todo el mundo le gusta llevar unas Nike, pero también encontrar algo especial que sólo uno tiene. En Dumbo cada cosa que hacemos es diferente y única. Y además hecho en casa. Estampamos en el salón nuestros propios diseños, cosemos nuestras etiquetas, escribimos nuestras tarjetas de agradecimiento, lo envolvemos  y lo llevamos a correos. Somos una pequeña marca pero hacemos cada parte del proceso con gran cariño.
D:
Yo adoro las Nike, pero me sabe mal comprarlas porque me imagino niños pobres cosiéndome la suela y trenzando los cordones. En cambio, cuando compro algo handmade sé que estoy haciendo algo bueno por alguien que intenta ganarse la vida con su arte. Sé a quién estoy pagando por sus horas de trabajo. Si fuera presidenta volvería a establecer calles con gremios de artesanos, como en la edad media. ¿Acaso nadie ve que sería la solución a casi todos los males?

dumbo

Uno de los aspectos más llamativos de la producción de Dumbo es su personalidad. ¿Estamos hablando de un “estilo Dumbo” o la fórmula depende de los caprichos de vuestro ingenio?

D: El estilo Dumbo es lo que nos sale, no hemos intentado crear un estilo Dumbo pero sí que nos esforzamos en que todo lo que rodea a nuestros productos tenga una personalidad coherente. Nosotros mismos somos los modelos para las fotos y los fotógrafos, salimos con orejas de burro al estilo de los castigos antiguos y nuestro logo es como una libreta escolar con manchas de tinta. Y aunque tan pronto queremos hacer flores o naves espaciales, restaurar un mueble antiguo con imágenes de Heidi, decorar muñecas rusas o doblar papeles, el caso es que así es cómo funciona Dumbo, y eso sí es parte de toda una filosofía que hemos bautizado como “vuelta a la infancia”.
A:
Dumbo en inglés significa tonto y lo que hacemos son esas cosas que en el mundo de los adultos no tienen importancia, que no son serias, cosas de niños. Tiernos y rebeldes al mismo tiempo, impecablemente vestidos y de cara a la pared con las orejas de burro.

Veo que en Dumbo apostáis también por el vintage, aunque en vuestro caso sea más nostalgia que culto retro. ¿Qué importancia tienen para vosotros las miradas al pasado y a vuestra infancia?

A: Decidimos empezar Dumbo cuando paseábamos por Down Under Manhattan Bridge Overpass (D.U.M.B.O.), un  barrio de Brooklyn que era una antigua zona industrial y que con la desindustrialización se convirtió en residencia de artistas. Para nosotros DUMBO significa dejar nuestros aburridos trabajos y volver a hacer las cosas que nos gustaban cuando éramos niños. Somos Dumbo y hacemos lo que nos gusta, como si estuviéramos en clase de manualidades.
D:
Los dos damos mucha importancia a nuestras infancias, y rescatamos de allí todo lo que podemos, tanto por inspiración como por filosofía. Nos dimos cuenta de que habíamos sido niños muy curiosos con mil intereses distintos, y todo eso se había ido diluyendo a medida que crecíamos y quedaba relegado a un “después del trabajo” o a un  “en vacaciones” o el peor “ya lo haré cuando tenga tiempo”. Así que decidimos emplear nuestras horas en lo que de verdad nos hace disfrutar, y pasar los días  aprendiendo y equivocándonos.

dumbo2

¿Y cómo es vuestro proceso creativo? ¿Estamos ante una democracia artística o cada uno tiene un rol definido?

A: Tanto Deborah como yo tenemos nuestros propios gustos pero cuando nos gusta a los dos se convierte en Dumbo. Si hubiera que definir nuestros papeles diría que somos  como Chuck D y Flavor Flav de Public Enemy. Deborah es el líder con una visión y yo el acompañante bufón.
D:
Los dos tenemos  habilidades distintas que se complementan bien. Arieh es más conceptual y recurre mucho a su background cinéfilo a la hora de crear. Yo soy más impulsiva, me gusta el diseño porque sí y las cosas simplemente bonitas, no necesito razones sino empatía. Me inspiro en cualquier parte y paso horas en internet guardando fotos en mi carpeta de “Inspiración”. La verdad es que cada uno de los productos de Dumbo es una decisión y un proceso hecho a medias, aunque el dibujo sea del uno o del otro. Quizás el diseño es de uno pero se le ocurrió al otro, quizás uno las ha estampado, el otro ha limpiado las gotas de pintura de toda la casa y el otro ha cosido las etiquetas. Por si alguien se lo pregunta, Ari también cose.

Buenas críticas y reconocimiento en medios extranjeros. Time Out London os erige hipsters locales… ¿Qué planes de futuro hay para Dumbo?

A: Acabamos de llegar de unas merecidas vacaciones en Menorca donde hemos aprovechado para dejar nuestras Mariposas Estudiosas. Además, este otoño nos estrenaremos en dos bonitas tiendas de Barcelona, Ada (Gràcia) y La Boutique Vintage(Born). Más adelante nos gustaría irnos a vivir al campo, fabricar quesos y criar dumbitos.
D:
¿No sería bonito llegar a ser como la Maison Chanel del streetwear? Un taller con costureras, patronistas y artistas de la estampación manual que hicieran realidad nuestras fantasías (textilmente hablando). Bueno, en realidad me conformo con llegar a vivir de Dumbo en una casa de campo llena de gatos, dumbitos y quesos que enviaríamos de regalo a nuestros clientes más fieles.

¿Y Cloe que dice al respecto?

A: Cloe es nuestra gata a la que queremos y respetamos y le encanta tumbarse a ronronear justo encima de lo que estamos haciendo, así que suponemos que está muy contenta. Y para acabar la entrevista nos gustaría anunciar que Dumbo tiene un nuevo miembro. Se llama Michael y es un gato menorquín.
D:
¡Bienvenido Michael!
M:
¡Miau!
C:
Purrr, purrr…

Imagen: Dumbo Shop

Enlace: Dumbo Shop

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Pin It Share 0 Buffer 0 0 Flares ×

› tags: dumbo shop / etsy / handmade / ilustración / Moda /

Comentarios

  1. avatar Irina dice:

    Muy buena entrevista… ¿Dónde se pueden comprar estas cosas por internet? No logro encontrar la página…

  2. avatar Bill Jiménez dice:

    Los links a Dumbo están repartidos por la entrevista, pero, para que quede más claro, la he actualizado con un link directo al final del post.
    Un saludo.

  3. avatar Pat dice:

    Una entrevista muy interesante y diferente. Yo tengo cosas Dumbo y me encanta lucirlas. Están hechas con muy buen gusto y con mucho cariño. Son una delicia.

  4. avatar LaNoe dice:

    a mí me mandas un queso y te crujo, eh?? y, por cierto, los encargos tb los hacen de mil maravillas y al gusto más certero del consumidor… me encanta mi tocado-vintage de bodorrio!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Menú