El MACBA busca nuevo director/a y esa persona podrías ser tú

O probablemente no, todo depende de si cumples los requisitos que el museo ha hecho públicos y que, aun siendo muy específicos, al estar envueltos en una película invisible de burocracia, podrían excluir al 99% de los aspirantes.

La noticia

Logo MacbaData del 12 de mayo de 2015, esta misma semana, y a nivel prensa se hace acompañar de un documento de seis páginas en el que se detallan las características del puesto, los requisitos y los criterios de selección por parte del comité de profesionales que decidirán al ganador, vinculados en mayor o menor medida al propio MACBA y a los organismos que actualmente constituyen el consorcio que gestiona el museo.

Estas entidades son: la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona, el Ministerio de Cultura y la Fundación MACBA. Las tres primeras, como buenas instituciones gubernamentales, arrojan (una vez más) serias dudas acerca de su criterio en cuestiones artísticas, y como genios burocráticos, ejercen su influencia sin importarles que la lámpara esté en manos de Aladino o de Jafar.

Ya lo dicen los medios, la dirección del MACBA está burocratizada (y mediatizada) hasta el infinito, así que el puesto tiene un regusto a caramelo envenenado.

La nota de prensa y el peligro ético de la transparencia

Como desconocedor de los densos mecanismos que rigen la gestión del arte, ya sea español o catalán, me enfrento a las bases del concurso con inocencia y tomándome a rajatabla lo que en el documento se dice. Comienza con una introducción sobre los valores del MACBA, sus actividades, las entidades que componen el mencionado Consorcio y sus objetivos, nobles como los de cualquier otro museo que mueve una respetable cifra de visitantes al año. Luego le siguen las funciones del futuro director, una lista de siete puntos que van desde una obviedad naíf (el director dirige, en pocas palabras) a las cifras explícitas del cuarto, que transcribo para que, entre todos, analicemos su contenido.

4. Proponer a la Gerencia del Museo la compra de obras de arte hasta un valor de 15.000 €, y proponer a la Comisión Delegada la compra de obras de arte cuando el valor supere los 15.000 €.

El punto 4 es, quizá, el que a nosotros, visitantes, amantes del arte y turistas ociosos, más nos afecta, y en él vemos como la figura del director presenta una fuerte dependencia a la hora de adquirir piezas. Haga lo que haga, sus decisiones requieren el visto bueno de demasiada gente, y aun a riesgo de ofender a los defensores de la democracia, a más voces, más tarde llegan las decisiones.

fundación macba
La Fundación MACBA.

Tanto estudiar para esto, o qué le pedimos al nuevo director o directora del MACBA

Aquellos que esperabais un artículo cínico pero esperanzador os llevareis una decepción, porque las reflexiones que arroja este concurso sobre el estado del arte en Barcelona vienen a decir que todo sigue igual, que la mona, por muchos títulos que tenga, por muchas estrategias que siga, por muchas amistades que establezca con otros museos e instituciones del mundo, mona se queda. El carácter internacional de la convocatoria es ya una anécodota, que los aspirantes tengan “conocimiento del medio cultural catalán” también, o que, en un ejemplo de redacción ambigua, se diga:

“Es requisito el conocimiento de los idiomas cooficiales en Cataluña y el inglés, y se valorará el conocimiento de otros idiomas.”

He de reconocer que mi idea original era generar una pequeña polémica con esta frase, pero me arrepiento, creo que es un ejercicio de diplomacia brillante y felicito a quien la haya redactado.

La hora de malmeter sin rodeos

Como buen concurso, esta convocatoria tiene en los honorarios del futuro director/a un equivalente al clásico apartamento en Torrevieja. Serían 100.000 euros brutos anuales. ¿Mucho, poco, lo habitual? Personalmente, clama al cielo que un individuo con tan poca autonomía, respaldado por el personal del MACBA (grandes profesionales en la sombra) y supeditado a la voluntad de su Consorcio gerente, se lleve al bolsillo una cifra que podría invertirse en otros menesteres, como por ejemplo, y sin criticar a la vieja tradición de repartir desigualmente los presupuestos dirigidos a la cultura, en el arte que está alejando al MACBA de la internacionalidad que tanto defiende.

Estigmas al margen, la elección casi democrática del nuevo director/a del MACBA es una buena noticia tras el ruido y la furia que rodeó a la dimisión de Bartomeu Marí.

En el peor de los casos, y dependiendo del perfil ganador, nos rasgaremos más o menos vestiduras.

One Reply to “El MACBA busca nuevo director/a y esa persona podrías ser tú”

  1. Que guay es el Festivalet .pero nunca me cojen!!! Jajajaja. Yo este af1o creo que no podre9 ir a verlo, pues tengo una feria. La Fe1brica Singular! Si os anime1is a visitarnos ya sabe9is! Estaremos en garcia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *