Underdogs
FacebookTwitterRSS

Entrevista a Rosana Antolí

138 Flares 138 Flares ×

Entrevista por Javier Girón

Hace poco publicamos una reseña de la nueva exposición de Rosana Antolí en la galería Arana Poveda (Madrid), donde todavía podemos conocer su obra más reciente. Un juego de ambivalencias y humor con el que Rosana nos habla de la fragilidad del joven moderno, un joven que levita entre el vacío y la pose, entre la sed de experiencia y el hastío. Hoy tenemos la oportunidad de que sea ella misma quien nos hable de su trabajo.

Tu exposición Soy joven, me aburro sigue en curso hasta el 1 de abril. Se han publicado reseñas en varios medios. ¿Estás contenta con el resultado?

En la feria Just Madrid ya presenté una introducción de trabajos de lo que sería la exposición y la gente reaccionó muy bien. Gustó lo que estaba contando y cómo lo estaba contando. Así que preveía que la expo también iba a funcionar. Estoy muy contenta con la acogida que está teniendo.

Se han referido a tu obra como “retratos de jóvenes insatisfechos”. ¿Te parece acertado, o quizá es demasiado simplista?

Me parece bastante acertado. En esta exposición quería hablar de una característica de mi generación: el hecho de tenerlo todo y el tedio que esto genera. Al no tener carencias importantes nos instalamos en el aburrimiento y dejamos de encontrarle mucho sentido a lo que nos rodea. Eso es insatisfacción.

¿Crees que se trata de un signo de nuestros tiempos?

Creo que sí. Aunque yo me centro en un segmento muy concreto: el mundo occidental, gente joven, lugares en los que vivo y una cierta tendencia musical o cultural.

Te centras en el tipo de joven que hace de la cultura y de la moda alternativa sus estandartes, el clásico hipster. ¿Es un acercamiento puramente cínico o también hay algo de atracción?

No reniego de este tipo de personajes. Me doy cuenta de que yo misma encajo en muchos de los patrones que les definen: me gusta tal tipo de literatura, soy una freak de la música, etc. Es divertido ver cómo a veces ese nivel de “culturetismo” llega casi al exceso y se convierte en un escaparate de la estética. Hay gente bastante auténtica, pero hay otros en los que todo es pura pose. Me interesan estos últimos porque en ellos es muy evidente esta voluntad de aparentar, de aferrarse a marcas de identidad, y por tanto se hace más fuerte el sentimiento de vacuidad que me gusta representar.

¿Qué papel juega la moda en tu obra?

La moda me sirve para contextualizarme en el presente, para ubicar lo que digo en un momento determinado. Me interesa el gusto por la moda en un sentido baudelairiano, esto es, en la medida en que sirve para situarnos en nuestra época.

En La cosmonauta has partido de la obra El otro por sí mismo, de Baudrillard. En ella el autor concibe la construcción de la propia identidad desde la alteridad, es decir, desde la mirada del otro. Sería como si uno sólo existiera en tanto que es mirado. ¿Era esta idea la que te interesaba del texto?

Me interesa esa idea que mencionas, que es el tema central de la obra, pero también la idea de multiplicidad. Sólo intentando conocer las múltiples facetas que somos capaces de adoptar podremos conocernos mejor. Por eso dibujé varias máscaras y se las puse a algunas personas para después fotografiarlos. También me interesaba la imagen de alguien que, en su huida acelerada de este tedio vital, corra tanto que acabe levantándose del suelo, casi como levitando, y para mantenerse no pueda parar de moverse. De ahí la posición de la figura en La cosmonauta.

Una especie de horror vacui…

Un miedo a quedarse solo, a pararse y encontrarse con uno mismo. Me apetecía crear algo así como una instantánea de esta carrera frenética, como congelar de repente la imagen.

Tu trabajo ha experimentado una simplificación tanto en medios como en recursos: de la pintura al dibujo, del color al monocromo, de una representación más mimética a una más metafórica. Incluso tus formatos son más pequeños. ¿Ha sido un proceso consciente?

Ha sido consciente, inconsciente y a la vez sufrido. En Valencia, en la facultad, le daban una gran importancia a representar, y me di cuenta de que carecía de un concepto fuerte cuando acabé. Así que tuve que empezar a ver qué quería decir y cómo lo quería decir. No fue fácil librarse de este lastre. Poco a poco todo me llevó a buscar lenguajes más acordes a mi discurso, y fui eliminando como dices colores y materia. Con el dibujo enseguida me sentí cómoda; es un medio ligero y rápido.

Unas cualidades que quizás resultaban más coherentes con tus temas.

El dibujo tiene algo de efímero que me interesa. El lápiz, el propio papel, son elementos frágiles; pueden ser borrados o destruidos con facilidad. Ello era idóneo para hablar de lo que quería hablar, de nosotros.

Hablemos de tu proceso de trabajo. ¿De dónde partes a la hora de abordar un trabajo nuevo?

Normalmente parto de algún concepto interesante que encuentro, por ejemplo, en libros o películas. Empiezo a investigar sobre él y a incorporar ideas, hasta ir creando un discurso más elaborado. Entonces busco el medio en el que quiero decirlo. Por ejemplo, en La cosmonauta fue la primera vez que hacía escultura, y me decidí porque entendí que en este caso un dibujo habría resultado muy pobre.
Suelo hacer una búsqueda previa de imágenes y las uno en un collage para previsualizar la composición. Muchos personajes provienen de fotos de desconocidos sacadas de Facebook o de webs de gente moderna que se exhibe. Una vez una chica me contactó encantada porque se había reconocido en uno de mis dibujos.

¿Cuál es el sentido de los animales que aparecen en tus dibujos?

Al final de la carrera estuve pensando en hacer una tesis sobre el tema de la animalidad en las personas, sobre nuestro componente más primario. Finalmente lo descarté, pero este elemento pasó a mis dibujos. Suelo recurrir a animales que me fascinan, como el zorro o la ballena. Con las ballenas me pasa algo emocional, casi me hacen temblar por lo enormes que son. El zorro tiene ese morro largo con el que husmea constantemente, parecido a mi nariz (risas); es un animal astuto y elegante.

¿Qué artistas te interesan?

En mis comienzos Velázquez era para mí un referente a nivel de tratamiento pictórico, el maestro de los maestros. También me interesaban artistas como Lucien Freud o Jenny Saville. Desde hace unos años me interesa, por ejemplo, Nan Goldin o el dibujante Raymond Pettibon.

De hecho hay cierta similitud entre tu obra y la de Nan Goldin, aunque quizá ella estaba más interesada en retratar algo así como la “belleza del exceso”. ¿Qué opinas de esto?

Es posible. Me gusta lo que dices de la belleza del exceso; en los hipsters también se da algo de esto: exceso de cultura, de moda. Sin embargo creo que Goldin es mucho más social que yo y más directa, más cruda. Eso me encanta de su obra.

Te representas a ti misma con bastante frecuencia. ¿Te consideras una persona narcisista?

Al principio me dibujaba por pura falta de modelos. Creo que sí soy algo narcisista y ególatra aunque tampoco en exceso, y ello también influye. En ocasiones hay algo de autoanálisis, es decir, explico cosas que yo misma he tenido que entender o experimentar y de ahí lo de incluirme en las obras o dejar mi presencia. En realidad hay un poco de todo.

Se nota que tienes tu propia cara muy bien aprendida…

Tienes razón (risas). Durante la carrera me tuve que dibujar muchísimas veces. Hubo una época en que al retratar a la gente tendía a ponerles mi propia nariz. Me gusta la gente de nariz grande; es una pequeña obsesión mía.

Foto 1 (c) Javi Girón | Foto 2 (c) Rosana Antolí | Foto 3 (c) Elena Jover

138 Flares Twitter 8 Facebook 128 Google+ 0 LinkedIn 2 Email -- Pin It Share 0 138 Flares ×

Categorías: Arte, Destacados, Entrevistas

Etiquetas: , , , ,

3 Responses

  1. avatar ube dice:

    Fuego y sinceridad una combinación poco habitual.
    Me ha alegrado el día y mucho más.
    Es curioso,leer la entrevista me ha trasladado a la secuncia de la película el séptimo sello de Berman,los actóres con su carruje de poblado en poblado……………
    Le deseo sus sueños..zorionak.

Deja un comentario

Newsletter

Si deseas más información al respecto, visita nuestra política de protección de datos.
eatmeat-raw-gallery
walrus-underdogs

Más artículos

138 Flares Twitter 8 Facebook 128 Google+ 0 LinkedIn 2 Email -- Pin It Share 0 138 Flares ×