La experiencia Guggenheim

Posted on
Por Redacción
evento-blogger

evento-blogger

Hace alrededor de un mes, con motivo de su XV aniversario, el Museo Guggenheim de Bilbao organizó un evento en el que participaron 11 bloggers españoles, franceses e italianos en una invitación a vivir lo que la organización ha bautizado como la experiencia Guggenheim. El triunvirato cultura, arte y turismo fue seducido por las tres principales virtudes del museo: su atractivo diseño, su programación de exposiciones y Bilbao, la ciudad que lo alberga, que puede considerar al museo una de las claves de su regeneración urbanística. Aparte, el evento coincidió con dos grandes exposiciones: Egon Schiele. Obras del Albertina Museum, Viena y Claes Oldenburg. Los años sesenta. Dos artistas que no necesitan presentación ni argumentos interminables sobre su obra, pero sí unas muestras en territorio español que satisficieran a sus seguidores.

[vsw id=»OxzJaAdnZM0″ source=»youtube» width=»415″ height=»275″ autoplay=»no»]

De la primera deciros que incluye más de cien dibujos, gouaches, acuarelas y fotografías del artista, todas llegadas de la institución Albertina de Viena, un extenso resumen de la carrera de Schiele, desde sus orígenes en la Academia a sus influencias, su evolución y los escasos reparos que mostró a la hora de romper con el naturalismo en beneficio de los extremos pictóricos que lo han convertido en maestro y referente. Sigue sorprendiendo, pese al paso de los años y adquirir cierta inmunidad al mito, su voluminosa producción durante los diez años que engloban su carrera.

Egon Schiele

Por otra parte, la muestra de Claes Oldenburg se centra en su primera y más brillante obra, ubicada en los años sesenta, y en todas esas piezas cotidianas e instalaciones de potencial fuerza pop que marcaron un antes y un después en el arte estadounidense. El objeto como eje argumental de un discurso no falto de crítica y humor. Y aunque se lo conozca por sus colosales instalaciones en espacios públicos, el material reunido para esta exposición ronda las 300 obras, aparte de gozar de un componente inédito gracias a la selección de dibujos, fotografía y películas proporcionadas por el propio artista, nunca o pocas veces exhibidas en público.

Tanto el virtuosismo de Schiele como las impactantes obras de Oldenburg necesitaban un espacio de la talla del Guggenheim para expresarse y consiguen que, pese a la proximidad del invierno, valga la pena hacer la maleta, abrocharse el abrigo hasta el cuello y disfrutar de Bilbao y su museo estrella durante unos días.

Egon Schiele en el Guggenheim Bilbao

Oldenburg, "Mug", 1960

Oldenburg Two-Cheeseburgers, 1962

Fotografía #1 (c) Fernando García

One Reply to “La experiencia Guggenheim”

  1. – Its such as you learn my mind! You seem to know a lot approximately this, like you wrote the ebook in it or stmhoeing. I believe that you just could do with some % to force the message home a bit, but other than that, that is excellent blog. A fantastic read. I will definitely be back.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.