Festival D’A: Denominación de Autor

Posted on
Por Laia Ordóñez
meeks-cutoff-movie-poster

meeks-cutoff-movie-posterPor Laia Ordóñez

Entre el 29 de abril y el 8 de mayo de 2011, los cinéfilos barceloneses han podido disfrutar de la primera edición de un festival que sin duda está destinado a convertirse en un evento de referencia en la ciudad: el Festival Internacional de Cinema d’Autor de Barcelona (D’A). La muestra, organizada por Nou Cinemart y dirigida por Carlos R. Ríos, tiene por objetivo difundir en España obras de autor de calidad y en su mayoría recientes que, pese a triunfar en festivales internacionales, a menudo no logran encontrar distribución comercial en nuestro país. El D’A, que ha contado con más de 60 películas en cartel y se ha celebrado presencialmente en los Cines Aribau Club y en la Filmoteca de Catalunya, también ha permitido disfrutar de una versión online paralela, acorde con los tiempos que corren: el D’@, mini-festival de autor online que se ha desarrollado en Filmin de manera simultánea al festival presencial y que hasta el próximo 31 de mayo ofrecerá al público una pequeña programación de autor complementaria a la del D’A. Con ello, la muestra se convierte en la primera en ámbito español en contar con un festival equivalente y sincrónico en la red.

En esta primera edición, la película ganadora del Premio del Público ha sido la norteamericana Meek’s Cutoff de Kelly Reichardt, un fascinante western ambientado en la América de finales del siglo XIX en el que un grupo de familias pone a prueba sus límites. El film triunfador en cuanto a asistencia, sin embargo, ha sido el maravilloso documental en 3D Cave of forgotten dreams de Werner Herzog, cuyo pase especial, pese al elevado precio (9€ en taquilla, 10€ online), agotó todas las localidades. Sorprendentemente, ninguno de los dos films cuenta de momento con distribución comercial en España, pese a tratarse de obras de indudable calidad artística. También la retrospectiva de Guy Maddin, cuya filmografía completa nunca antes se había proyectado en España y que, después de Barcelona, viajará a las filmotecas de Galicia (CGAI) y Valencia (IVAC), ha sido uno de los puntos fuertes de la programación. Y, en general, todos los films proyectados en las distintas secciones (Direccions, Àsies, Autoria Catalana, Promeses de l’Est) han sido coherentes con el principio de autoría cinematográfica de calidad del D’A.

werner herzog cave of forgotten dreams

Además de con una muy potente programación, el D’A ha contado con una gran repercusión en medios y una considerable afluencia de público, unas 7.000 personas según la organización, cifra que ha cumplido sus expectativas. Carlos R. Ríos, director del D’A, también ha reivindicado el hecho de que el festival ha nacido y se ha llevado a cabo principalmente gracias a la iniciativa privada, ya que, según él, “la aportación de las instituciones públicas no ha estado a la altura de las necesidades del festival y las subvenciones recibidas suponen solo un 20% del presupuesto.” Y es que, sea eso poco o mucho, el afán por rentabilizar la muestra se ha hecho notar, y la organización ha decidido priorizar la venta de entradas al público por encima de las acreditaciones de prensa, limitando tanto la cesión de acreditaciones a medios como el número de entradas acreditadas por pase. Lejos de juzgar esa decisión, lo cierto es que parece ser sintomática de los tiempos que corren, y no ha sido el D’A el único que ha tenido que tomar medidas para subsanar o compensar la falta de apoyo público: sin ir más lejos, recientemente el Festival SURPAS o el fantástico Blogs&Docs han tenido que redefinir su labor debido a problemas presupuestarios.

En cualquier caso, no cabe duda de que tanto la programación como la organización del D’A han estado a la altura de las expectativas generadas: larga vida al Festival Internacional de Cinema d’Autor de Barcelona, y larga vida a su doble digital, el D’@, que aún podéis disfrutar hasta finales de mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.