Garikoitz Cuevas: Hereafter

Posted on
Por Bill Jiménez

Si hace unas semanas me atrevía a decir que el collage estaba de “moda”, ahora el propio público podrá confirmar que hay arte más allá de esta técnica, o, siendo fieles a la realidad, antes que ella. Antes porque el trabajo de Garikoitz Cuevas (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 1968), desconstruye el collage tradicional en su segunda exposición individual en la Galería Trama, un proyecto compuesto por obras muy recientes llamado Hereafter, creaciones que oscilan entre formatos portátiles (24×65 cm) o grandes propuestas (200 x 200 cm) en un conjunto que recuerda a Raymond Hains o, ligeramente y más contemporáneo, a Mark Bradford.

Respecto a su décollage, decir que parte de una superposición de telas más que de los fragmentos de revistas o posters a los que esta expresión artística nos tiene acostumbrados, estratos de color que Garikoitz disecciona posteriormente en una composición que tiene tanto de abstracto como de poético. Del resultado final destaca su belleza plástica, una conjunción de relieves y color que puede ir desde un sereno baile de azules como Dios en la nevera (impagable título y puede que la mejor obra de la serie) o la violencia cromática de Muro y paredón.

En resumen, una muestra que hace trabajar la imaginación, que trata de mundos dentro de mundos (un detalle explotado hasta la saciedad pero que, en este caso, ni molesta ni resulta innecesario) y se rebela tan atractiva como comercial. Además, la juventud pictórica de Garikoitz (paseada por Milán, México y el ARCO de Madrid, entre otros) garantiza a aquellos que queden encandilados por su estilo futuras sorpresas y alegrías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.