Georgina Ordinas

Posted on
Por Bill Jiménez

Por Bill Jiménez

Georgina Ordinas (Palma de Mallorca, 1986) es un ejemplo más de talento emergente y trabajador. Formada en la Escuela Superior de Diseño de Barcelona, en dos años ha visto como sus diseños se hacían un lugar en las pasarelas más importantes de Cataluña, Baleares y, en febrero de 2010, Madrid, al presentarse su colección Rrose en El Ego de Cibeles, una colección inspirada en el pseudónimo femenino de Marcel Duchamp, una dama llamada Rrose Sélavy, popularizada mundialmente gracias a las fotografías de Man Ray. Aunque este homenaje esconde lecturas secundarias, y «podríamos decir que juego con la identidad de la persona. La prendas de la colección evocan los volúmenes del cuerpo de la mujer y del hombre indistintamente de quién las lleve puestas. Son geométricas y lineales, combinan los volúmenes triángulares y rectangulares. El volúmen triangular hace referencia a la figura del hombre, de hombros anchos; mientras que, con los rectangulares, se  pueden disimular las curvas de la mujer».

Georgina no es la primera que busca la complicidad de la sastrería masculina, aunque si tiene que escoger un elemento llamativo e inspirador, destaca «la estructura de las prendas y sus acabados».

La primera pregunta que viene a la cabeza al ver sus diseños es el riguroso uso que hace del color negro. «El hecho de hacer una colección monocolor fue algo pensado hace tiempo, era mi primera colección por lo que ya había algunos elementos que quería que estuvieran presentes.
Con el color que me siento más identificada es el negro, así que decidí utilizarlo a modo de color neutro, de color no color
».

Naturalmente, en su trabajo hay más elementos en juego. Al margen de los evidentes, «siempre trabajo mucho los interiores y los acabados de las prendas. En Rrose Sélavy utilicé como materia base el paño de lana y lo combiné con gabardinas y popelines de algodón. Prefiero los tejidos en los que predominan las materias naturales».

El que Georgina no descuide su formación y busque nuevos conocimientos e inspiración en otras disciplinas (como la sastrería tradicional o el patronaje), no quiere decir que abandone una línea que ya puede considerarse definida, «igualmente, en la próxima colección se verán cambios notables». Pero eso será el futuro y la esperanza de que sea tan brillante como el pasado, en el que sin duda destacó su participación en Cibeles. «Fue una gran oportunidad para darme a conocer e intentar abrirme un sitio en el mercado, ya que es una gran plataforma de lanzamiento para jovenes diseñadores que quieren dedicarse a su propia firma.  Desde mi punto de vista personal fue un gran reto intentar que mi colección gustase y fue una gran satisfacción personal y profesional el poder participar».

Enlace: georginaordinas.com
Fotografías (c) Cristian di Stefano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.