Categorías
Arte Artículos Exposiciones Reseñas

Grafiteros del renacimiento

Por Bill Jiménez

La temporada expositiva en la ciudad condal ha comenzado con buen pie, teniendo como principal virtud la variedad de sus propuestas. Pocas disciplinas se han quedado en el tintero, y por una de esas casualidades de la vida, dos galerías sin aparente conexión han propuesto dos exposiciones con numerosos paralelismos. Montana y Ras, ambas establecimientos con una galería anexa, ofrecen desde el mediados de este mes una muestra con los trabajos de tres artistas surgidos de la escena callejera y reconvertidos gracias al talento y la constancia en eminencias de sus respectivos países. Por un lado México con los trabajos de Dhear, Saner y Neuzz; y por otro, también por primera vez en una galería local, los franceses Dran, Bom.K y Sowat.

A estas alturas no os voy a hablar de la transformación que ha experimentado el grafiti en los últimos diez años. Las historias de adolescentes pintando a hurtadillas, huyendo de la autoridad y renovando los lenguajes artísticos urbanos son elementos de una mitología que ha dado grandes héroes y promovido sus obras entre un público que, por lo general, vivía bastante alejado de las salas de arte. En esa época dorada se formaron los protagonistas de México D.F. Nuevas estéticas del postgraffiti (ubicado en Montana Gallery) y Dibujar Mata Violente (en las instalaciones de Ras), seis artistas con un estilo único que reflejan la evolución y constante ramificación de una disciplina auténticamente contemporánea.

Analizando individualmente a los artistas expuestos, del triunvirato mexicano llama la atención la obra de Dhear, quizá la más surrealista. Sus paisajes invocan a una realidad onírica donde la naturaleza y sus habitantes están en constante mutación, un imaginario con guiños a Miyazaki y Moebius. Neuzz, en cambio, juega con el low brow y el folklore patrio para hablar de la fantasía y la muerte. Los cuentos “de espantos” de Goyito, su abuelo, sirven de excusa a las esculturas del Guajalote y el Nahual (ambos criaturas fantásticas y fantasmagóricas) para dominar uno de los muros de la galería e imponerse sobre otras obras tridimensionales, figuras en resina con la huella de Dhear. Y el tercero, Saner, recurre a otro elemento muy folklórico y latino: la máscara. A través de una colección de animales antropomórficos (cerdos pandilleros, lagartos músicos e incluso un mono que fagocita con exquisitos modales un enorme corazón), explora las ambigüedades que pueblan nuestra sociedad y todas esas mentiras personales que torturan a los seres humanos.

Dibujar Mata Violente goza de un espacio parecido para defender su propuesta y, si en el caso de los mexicanos, sus interrelaciones eran más leves, los franceses tienen en común uno de los crew más potentes de los últimos años: Da Mental Vaporz. De los tres, sólo Bom.K estuvo presente en su fundación, y su veteranía le convierte en el más arriesgado. Su estilo, muy pictórico, aboga por lo aberrante y deforme, con influencias tan llamativas como los lienzos de Francis Bacon y un punto sucio y deprimente heredado de los suburbios de su infancia. Sowat, en cambio, es un mundo distinto. El marsellés es tan escritor como ilustrador y muestra una evidente predilección por el tag y sus múltiples aplicaciones. Sus caligrafías adoptan formas sorprendentes, algunas homenajeando a Picasso con excelentes resultados. Y me he reservado para el final al más asequible de los tres: Dran. Sus ilustraciones son pequeños latigazos a la sociedad moderna, de la que muchos pueden reírse, pero pocos hacerlo con inteligencia. Teniendo a la caricatura como principal herramienta de trabajo, y si no fuera por los formatos que utiliza, su estilo sería el más exportable y comercial de los tres.

En resumen, las dos muestras superan el notable y arrojan positivas lecturas acerca de la escena callejera y sus artistas, dotados de una asombrosa capacidad de adaptación y versatilidad a la hora de trasplantar sus obras de los muros al papel, lienzo o madera. Aun a riesgo de exagerar, ¿es el graffitero el nuevo artista del renacimiento?

Enlaces: Montana Gallery | Ras Gallery

Por Bill Jiménez

Escritor y periodista digital, aficionado al arte y a las narrativas surgidas del ciberespacio, con las que ha experimentado en los últimos años a través de blogs, fanzines, webcómics y manipulaciones fotográficas.

3 respuestas a «Grafiteros del renacimiento»

Muchos artistas callejeros han visto convertido su hobby en modo de ganarse la vida, es una «disciplina» poco reconocida del arte que cada vez está teniendo más peso e influencia en nuestros días.

Sin meternos en lo comercial, es digno de alabanza cómo Banksy ha hecho llegar y con qué mensaje a todo el mundo el street art o cómo KAWS ha hecho de su arte su curriculum para trabajar con firmas tan grandes como NIKE.

Enhorabuena por el artículo.

P.D. La semana que viene publicaré una pequeña muestra de un artista del stencil francés llamado C215, os animo a pasaros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.