Underdogs
FacebookTwitterRSS

Hannah Arendt: Muchacha de tierra extraña

0 Flares 0 Flares ×

Hannah quería hacerse «visible» y descubrió que para ello no sólo se requiere profundidad de pensamiento, sino sobre todo el coraje de renunciar a su peculiaridad, de poder darle la la mano a otros, de aprender a ser «persona entre personas». En su opinión, ser persona entre personas significa descubrir algo sobre uno mismo al mismo tiempo que se dialoga con los demás para así poder conformar, juntos, el mundo. Este juicio fue «como un mazazo en la cabeza» y supuso para ella una liberación.

La filosofía como profesión o el amor al mundo
La vida de Hannah Arendt
(Página 17)

Alois Prinz


La filosofía como profesión o el amor al mundo
fue la primera biografía de Hannah Arendt que leí. La escribió un hombre llamado Alois Prinz, yo tenía 25 años y encontrarme con un personaje tan interesante como Hannah Arendt supuso un impulso. El mazazo que dice Prinz. Uno podía creer. Luego leí La condición humana y después descubrí otros libros con el mismo título, lo cual, si se piensa, reconforta: el ser humano todavía piensa sobre/en el ser humano. Ahora se publica la primera biografía de Hannah Arendt en español, El hechizo de la comprensión (Ediciones Encuentro). Todavía faltan bastantes días; el 14 de enero en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Tengo la sensación de que la autora, la periodista Teresa Gutiérrez de Cabiedes, también debió sentir ese impulso, empujón. Mazazo.

Ahora tengo 31 y me hace mucha ilusión que una periodista escriba esto. Si creyera en la esperanza diría que hay. Pero como no creo sólo digo que tenemos que continuar. Arendt se llamaba a sí misma en un poema «muchacha de tierra extraña». Me la imagino siempre entre el lejos y el cerca, siempre en derridiano in distanz. Entregada al azar. Eso es lo que Hannah escribe en la biografía de otra intelectual judía, que Rahel Varnhagen se entregó al azar. Hannah igual. Se podría decir que se entregó para demostrar únicamente su carácter, pero no sería suficiente. Hannah lo hizo al azar, también era una valiente.

Imprescindible como ejemplo, sobre todo cuando todo verdaderamente parece que se esté diluyendo. No importa si fue especialista en teoría política, filósofa, amante de Heidegger, sionista o antisionista, liberal, judía o progresista. Era una persona entre personas. Y se la veía venir. Enamorada del Profesor Heidegger, creando convulsión en las universidades, escribiendo con Karl Jaspers su doctorado, ¡sobre el concepto de amor en San Agustín! No se adscribía. Quizá sufría pero Hannah era libre. En el trabajo de Gutiérrez de Cabiedes se puede leer:

Sólo una vez (…) tuvo que alistarse políticamente y lo hizo como judía, porque como judía estaba siendo atacada. (…) Para reforzar sus convicciones Hannah diría a aquel auditorio: “Nunca fui liberal. Cuando dije que lo era, olvidé (mencionar) que jamás he creído en el liberalismo. Al llegar a este país (refiriéndose a los Estados Unidos) escribí un artículo sobre Kafka en mi vacilante inglés para Partisan Review. Cuando fui a hablar con ellos acerca de la versión que habían hecho en un inglés correcto [Englished] y la leí ¡allí entre otras cosas aparecía la palabra ‘progreso’! Les dije: ¿Qué quieren decir con esto? Nunca utilicé esta palabra, etc. En aquel momento, los dos editores se trasladaron a la habitación contigua, dejándome a mí, que pude llegar a oír lo que decían, en un tono realmente desesperado, ‘¡Ni siquiera cree en el progreso! Intentando evitar que su discurso quedara encerrado en la ironía de una anécdota. Arendt concluyó: “Así, si usted me pregunta dónde me sitúo, no estoy en ninguna parte. Realmente no me sitúo en la corriente mayoritaria actual del pensamiento político ni en cualquier otra. Y no porque quiera ser muy original; ocurre que en cierto modo no encajo.


Texto e Imagen:
Rebeca Yanke

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Pin It Share 0 0 Flares ×

Categorías: Artículos, Literatura

Etiquetas:

Deja un comentario

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Pin It Share 0 0 Flares ×