Hervir un oso

Posted on
Por Bill Jiménez
Hervir un oso es el mejor ejemplo de la delgada línea que separa al humor absurdo del inteligente. Lo que puede convertirse con facilidad en un chistecillo logra gracias al guión y dibujos de Miguel Noguera y Jonathan Millán transformarse en toda una referencia en cuanto a humor gráfico se refiere.

Sus historias y especulaciones abandonan el terreno de la lógica pero no por ello dejan de ser consistentes y, sobre todo, divertidas. Explicarlas no tendría mucha gracia, Hervir un oso es una de esas obras cuyo principal mérito está en la simbiosis entre el guión y el apartado gráfico, pero, para que os hagáis una idea, en sus páginas encontraréis paradojas temporales, arquitectos zombis y algunos secretos ocultos en las papeleras de vuestra ciudad. En resumen, alrededor de cien páginas a todo color, cincuenta ideas que no te dejan indiferente y dos artistas que han puesto el listón alto pero no por ello insuperable.

Enlace: Belleza Infinita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *