Tan importante como tener un buen producto es saber venderlo, y cuando las fórmulas convencionales no bastan, es el turno de la innovación. Reyes Sedano quería que sus fotos llegaran al gran público y tuvo la acertada ocurrencia de estamparlas en una línea de carteras, monederos y cinturones, matando así dos pájaros artísticos de un tiro.

El invento se llama Karteristas y su mensaje es tan práctico como directo, una historia de urinarios en las billeteras, paisajes urbanos en monederos y la posibilidad de, si lo que buscas no está en su catálogo, hacerlo a tu gusto. Todo es posible para estos Karteristas preocupados en llenar nuestros bolsillos de arte.

Enlace: Karteristas