LaliBlue

Posted on
Por Bill Jiménez

Tras la marca LaliBlue se encuentra Gemma Arnal, una diseñadora que ha sabido aunar la artesanía y el vintage en una amplia gama de complementos que incluyen, entre otros productos, broches, accesorios para el cabello, anillos y pendientes. Aparte, cuenta con una línea de artículos para boda y una cuidada imagen empresarial en la que, sin duda, destaca el diseño de su web, dotado de ese romanticismo y calidez que nunca pasa de moda.

***

Tras LaliBlue hay una diseñadora, un personaje y una marca. ¿Dónde empieza el trabajo de cada una?

La marca nace a mediados del 2006 con el objetivo de crear una firma de complementos de aire retro que tuviera un toque de magia y fantasía. LaliBlue es el personaje principal que centra toda la historia de la firma, un personaje soñador, coqueto, desenfado y nostálgico que le encanta rebuscar entre los cajones de sus antepasados. Se buscó un nombre corto que sonara internacional, la idea era crear un personaje femenino que encajara con el perfil de la firma. «Alicia en el país de las maravillas» por ejemplo, era una buena referencia, la siguió «la chica del vestido azul» y, finalmente, «LaliBlue». El repetido sonido de la «L» y uno de mis grupos de música preferidos, Lali Puna, determinaron el nombre de la firma.

Como diseñadora desde el principio me centré en no dejarme influenciar por las tendencias, sólo por el instinto y espontaneidad. Mi objetivo es intentar que mis clientas se sientan cómodas o especiales con mis piezas, realizando a la vez un bonito viaje por el tiempo.

¿Qué fuentes de inspiración hay tras Laliblue?

Recuerdos de la infancia, películas comprendidas entre 1920 y 1980, cuentos clásicos, el circo, trucos de magia, el ballet, los dulces (cupcakes, muffins…), infusiones, novelas de misterio, música, juguetes, maquillaje… Y también grandes ciudades como Londres, París, Berlín, Barcelona, Madrid y Tokio.

Veo en tu catálogo que trabajas con variedad de elementos y materiales. ¿De dónde surgen? ¿Tienes alguna predilección?

Cuento con varios proveedores nacionales pero también algunos extranjeros. Muchas de mis compras la realizo por internet. El material que compro desde Japón es de los que más adoro.

¿Existen grandes diferencias o complicaciones a la hora de diseñar complementos para novias?

Tengo varios complementos diferentes. Los más complicados y costosos de realizar son los casquetes, son como pequeños sombreros y llevan muchas horas de trabajo. Primero se prepara el molde con una horma de madera y después hay que coserlo y forrarlo todo a mano.

¿Por qué crees que el vintage sigue siendo tan influyente en la moda?

Creo que echar una mirada atrás siempre resulta inspirador. Yo veo el vintage como una forma de reciclaje, prendas que incluso puedes combinarlas con otras más modernas o nuevas. Diferentes estampados, chaquetas, pañuelos, bisutería, todo lo que se trate de combinar y crear nuevos conjuntos. También depende de la década en que cada uno se sienta más identificado, no sólo por la moda, sino por la cultura en general.

Enlace: LaliBlue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.