Los carteles de David Hockney llegan a Barcelona

Posted on
Por Bill Jiménez
David Hockney. Drawings with a Camera

Sólo otro artista británico podía arrebatarle a Damien Hirst la corona que su retrospectiva le ha concedido en las últimas semanas. La atención de público y crítica se concentra en un artista de 75 años que, al borde del retiro, ha logrado con su exposición A Bigger Picture que en el mundo del arte se hable de otra cosa más que de puntos manufacturados en serie. Porque, aunque el tiempo invite a un artista a la comodidad y la repetición, David Hockney ha demostrado en numerosas ocasiones su inconformismo, saltando de la pintura al dibujo con la misma facilidad con la que se ha expresado a través del grabado y la fotografía. Pero las coincidencias con Hirst no se quedan en la ubicación de sus exposiciones, Hockney ha sido a lo largo de su vida algo más que un artista plástico. Comparte también los brotes de rebeldía y un inconsciente uso de las apariencias, representado por las gruesas gafas circulares, el pelo decolorado y los contrastes en su vestuario, conjunto que durante años le garantizó un lugar entre la gente más cool de la costa californiana.

David Hockney Galería EudeDavid Hockney: Drawings with a Camera
Andre Emmerich Gallery, New York (1982)

Y si la exposición que actualmente le dedica la Royal Academy of Arts supone el epicentro de su retorno a los grandes titulares, sus ecos llegan hasta nuestro país gracias a la muestra que la barcelonesa Galería Eude le dedica hasta el 29 de marzo, un evento que se aleja de su producción habitual (y los grandes lienzos que, por ejemplo, se ofrecen en A Bigger Picture) y que conmemora los 36 años de la primera exposición de Hockney en la galería.
En ella encontraremos un resumen de la trayectoria del británico, sus brincos estilísticos y esa tendencia al pop que nunca reconoció públicamente, pero de la que no ha podido huir desde los años sesenta.

David Hockney Zeichnungen Und GrafikDavid Hockney Zeichnungen Und Grafik
Galeria Kammer, Hamburg (1981)

Así, Cartells 1964-1989 reúne su producción en dos temáticas claramente diferenciadas: carteles diseñados y creados por el propio Hockney y otros tantos supervisados por él. Los primeros incluyen sus colaboraciones con el mundo de la danza y la ópera, destacando los trabajos tipográficos para los Ballets Rusos de Sergei Diaghilev o el cartel para el programa triple de las óperas de un solo acto de Igor Stravinsky. Entre los supervisados se encuentra el que mostró la propia Galería Eude en su exposición de 1976 o los que convocaban al público a sus exhibiciones Retratos de sus amigos, Ilustraciones para los cuentos de Grimm y Piscinas y exteriores.
En conjunto, y como muestra temática, Cartells 1964-1989 ofrece un retrato fidedigno de David Hockney a lo largo de 25 fructíferos años. Evidentemente, es una imagen distante, para nada comparable a la contemplación de su obra, pero aun así triunfa como documento y crónica de la constante reinvención que caracterizó a su juventud como artista, la mezcla de inocencia y color que le ha convertido en uno de los artistas británicos más internacionales.

ParadeParade
Metropolitan Opera, New York (1981)

2 Replies to “Los carteles de David Hockney llegan a Barcelona”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.