Jodorowsky & Moebius: Los ojos del gato

Posted on
Por Redacción
Hablar del binomio Jodorowsky/Moebius a estas alturas puede estar fuera de lugar, pero para todos aquellos que escuchen por primera vez sus nombres, explicarles del primero que, aparte de guionista, director de cine y ensayista, es el máximo exponente de una filosofía llamada psicomagia. Sus referencias van desde el psicoanálisis a la santería, aderezadas por un poco de teatro en el sentido más estricto y artístico de la palabra. Con semejantes referencias no extraña que sus historias sean una imaginativa amalgama de símbolos, en ocasiones indescifrables o necesitados de múltiples lecturas. De Moebius poco se puede añadir a lo que ya se ha dicho a lo largo de sus más de treinta años de carrera, creando tanto bajo el pseudónimo Moebius como Jean Giraud, su nombre auténtico, personajes emblemáticos como el teniente Blueberry y obras revolucionarias como El Incal (también junto a Jodorowsky).Los ojos del gato es una obra anterior a su fama como equipo creativo, un experimento con las habituales obsesiones del primero y la orfebrería gráfica del segundo. Respecto a su argumento, Los ojos del gato es una historia escueta, un relato mínimo de gran fuerza visual, totalmente cinematográfico, que en conjunto puede saber a poco y que depende en todo momento de su apartado gráfico, en el que un Moebius en estado de gracia sorprende con sus arriesgados planos y los detalles que imprime al escenario, una suerte de arquitectura entre primitiva y alienígena que, por encima de todo, parece viva.

Como narración corta que es, no existen en ella elementos al azar o abandonados a su suerte, capaces por sí solos de conducir al lector hacia un desenlace entre mordaz y tétrico que, a su vez, posee el horror majestuoso de clásicos como Poe.

La nota curiosa recae en el propio Moebius, que en la introducción de la obra afirma: «Siempre me ha costado dibujar gatos».

En casa de herrero, cuchillo de palo.

2 Replies to “Jodorowsky & Moebius: Los ojos del gato”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.