Marco Zamora: Sensory Overload

Posted on
Por Bill Jiménez

Los Angeles es una ciudad de contrastes como cualquier otra, con una resplandeciente y playera cara pública y otra menos llamativa basada en gente anónima, diferencias sociales e indigencia. Naturalmente, para un artista, es esta última donde se encuentra la sustancia de su producción, como en el caso de Marco Zamora (Los Angeles, 1981), un californiano licenciado en Bellas Artes que, a partir de la fotografía y un posterior lavado de cara pictórico, ha desarrollado un estilo de impactantes posibilidades.

Su modus operandi es tan sencillo como decidir el formato en el que va a trabajar, comprar los materiales necesarios (habitualmente paneles de madera y papel) y lanzarse a una cacería fotográfica por el downtown donde reside. En ese hervidero de pasiones urbanas, la paciencia y la observación le propician las escenas que más tarde protagonizaran sus cuadros, trabajos en tinta y acuarela de gran realismo y crudeza. Pero, aparte de denuncia, la obra de Zamora también posee esperanza; la locura de la ciudad y las miserias de la clase obrera cuentan a su vez con un contrapunto bello y tierno.

Sensory Overload es el título de la exposición que trae a Marco Zamora a nuestro país, en concreto a la galería barcelonesa Miscelänea, un conjunto de obras en gran formato que ahonda en la experiencia, en la memoria y en el poder simbólico del objeto, un viaje a la rutina diaria y a la jungla del urbanismo de la mano de un artista que ve más allá de los estereotipos.

Enlaces: Marco Zamora | Miscelänea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *