swab-2014-fair-(1)

Fotografía china seminueva

9 octubre 2015 - Artículos / Eventos / Fotografía

La pasada edición de la feria SWAB tuvo atractivos y reclamos para todos los gustos, desde los evidentes a los que necesitan una posterior reflexión para justificar su sentido ante el público local o los visitantes que acudieron gracias a su programa para coleccionistas. La presencia más compleja, debido a sus ramificaciones culturales y económicas, fue la de la nueva fotografía de China, representada por los artistas del programa comisariado por Na Risong y Susana Sanz, que si bien mostró el trabajo de cinco artistas brillantes, contuvo en su propuesta un elemento inocente, propio de las manifestaciones artísticas que evolucionan a destiempo o que llegan a este país con la misma demora, pues el movimiento nació a finales de los noventa, poco más de quince años atrás. En cualquier caso, esta novedad es relativa, y antes tendríamos que profundizar en los baremos que la determinan.

Lui-Jianan-nueva-fotografía-china

Lui Jianan, ‘Spring festival’.

Fotografía nueva respecto a la ideología

Quizá el uso de la palabra ‘flexible’ sea poco acertado a la hora de hablar del gobierno chino, pero sí es cierto que en la actualidad existe cierta manga ancha creativa en los discursos de sus artistas. Naturalmente, es una afirmación llena de matices, ya que cualquier atrevimiento ideológico pasa por un inevitable filtro gubernamental, o si no que se lo digan a Ai Weiwei y sus denuncias, mal gestionadas por las autoridades locales y peor traducidas por occidente, donde la memoria heroica es dramáticamente corta y donde parece, en especial para los medios comerciales, que Ai Weiwei solo sea chino cuando se enfrenta al gobierno de Pekín.

Por su parte, las denuncias de la nueva fotografía china apuntan a la misma sociedad que retratan. La crítica en este caso es indirecta, y las fotografías de artistas como Lui Jianan indican cómo es esa sociedad, ese constructo nacido de años de predeterminación ideológica. Su trabajo recuerda a las, por un tiempo denostadas, manifestaciones artísticas de la transición española y a los diálogos entre el pueblo, aquejado de provincianismo, con la sofisticación y el sexo. Su caso exhibe un erotismo ‘pechuguero’ que, aunque efectivo, peca de inocente.

Ju Duoqi

Ju Duoqi

El resto de fotógrafos presentes en el programa, coordinado por el proyecto xd culture platform, trabajan sobre estéticas más convencionales e igualmente comprometidas con la cultura china, como las construcciones Ju Duoqi, retratos a partir de vegetales; o el preciosismo formal y técnico de Jin Ping.

Fotografía nueva respecto a la economía

Asia mueve dinero, y la prueba es la migración de galerías europeas hacia oriente o la proliferación de ferias en ciudades bañadas por el Índico. A la nueva fotografía china le ha tocado la papeleta de defender esa bidireccionalidad, representar al artista no consagrado y explorar, y luego afianzar, nuevos mercados. A su favor tiene las propias reglas de la fotografía, sutilmente distintas a la venta de cualquier otro arte; también se beneficia del alcance, del exotismo y el placer para el coleccionista de encontrarse ante un producto relativamente nuevo en el mercado, por lo que pueden aplicarse sobre él infinidad de reglas y estrategias, viejas y nuevas.

Zhong Weixing

En conclusión, la presencia de la nueva fotografía china en Swab puede verse como una nota entre didáctica e informativa, o el enésimo éxito de las doctrinas económicas orientales sobre las prácticas de occidente. Por suerte, esa mano invisible no nos pasará por la cara hasta dentro de unos años, cuando estos cinco embajadores de Zhōngguó despunten (o no) en los mercados.

Imagen de cabecera: Joaquín Díez-Cascón, director de SWAB Barcelona.

› tags: nueva fotografía china / swab /

Deja un comentario