Ommwritter

Posted on
Por Bill Jiménez

No existe el bloqueo creativo, es un mito que ha dado para muchas historias y excusas dentro del mundo literario. Lo que sí existe son circunstancias que condicionan la escritura, desde un vecino ruidoso a esa doble arma de doble filo llamada cafeína. En esas situaciones en las que la paciencia ha perdido la batalla, gusta de tener un ancla que nos devuelva a la realidad, o en este caso, a la concentración.

Ommwriter nace con ese objetivo: mantener al escritor frente a la pantalla, evitando que su inspiración se pierda entre decenas de ventanas abiertas y deje en evidencia su capacidad multitarea. Como procesador de texto quizá sea algo insuficiente, un bloc de notas de apariencia fascinadora y funcionalidades que insisten en los sentidos. Por un lado la vista, porque nada más abrirlo, Ommwritter se maximiza hasta abarcar las cuatro esquinas del monitor, eclipsando otras pestañas, relojes o widgets.

Fácil e intuitivo, el usuario puede decidir cuánto espacio quiere utilizar en la escritura y cuanto dejará al fondo, dominado por un wallpaper a escoger entre varias opciones. Aparte, se pueden optar por varias tipografías básicas: una serif, otra sans-serif, la courier y una caligráfica de difícil lectura. A eso le sumamos la elección del tamaño de la fuente y el sonido que ésta hará cada vez que se pulse una tecla. Y para los que gusten de escribir con música, también existen varias melodías ambientales que amenizarán la escritura.

Como he dicho, Ommwritter no es un procesador de textos, que nadie se engañe pensando que sustituirá a los de toda la vida, pero sí supone una herramienta ideal para iniciar cualquier proyecto mayor. Le respaldan las 250.000 descargas que ha tenido hasta el momento, 20.000 de ellas de la versión Dana II, la más nueva y completa, a la venta a través de la Appstore de Apple. Gusta en Estados Unidos, Japón y Reino Unido, cuenta desde hace poquísimo con una versión para PC (la misma desde la que estoy escribiendo esta reseña) y, lo mejor, es una aplicación española, lanzada por HerraizSoto&Co, una agencia de publicidad con sede en Barcelona. Y además, ¡tiene un contador de palabras muy elegante!

Enlace: Web Oficial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.