oscar-sancho-nin

Oscar Sancho: La Visión Salvaje

Oscar Sancho es una rara avis dentro del arte mediterráneo, un analista del alma humana y sus facetas más oscuras. Su obra no escatima crudeza y saca a la luz todas esas emociones que la sociedad moderna trata de apartar o esconder, erigiéndose emisario de una tétrica realidad que no deja indiferente.



Hablar de “universos personales” en el arte sirve, en muchos casos, para aglutinar en un único concepto una obra compleja y repleta de matices. ¿Qué puedes decir de la tuya a modo de carta de presentación?

Mi obra es un tipo de sótano de la realidad habitual; una realidad profunda, parecida a la visión de un submarinista o a la de alguien que explora sus miedos. He pintado otro tipo de cosas en otras épocas, pero con estas series me divierto mucho pese a lo oscuras que son.
Yo creo que pueden parecer horribles para algunos y fascinantes para otros; no es fácil entrar en ellas, pero quienes las entienden disfrutan, y eso es bueno.

¿Y en cuanto a influencias?

Para mí J. Beuys, Tápias, Bacon y Goya son pilares o referentes en mi obra. Durante mucho tiempo tuve mucho interés en la pintura religiosa, medieval o budista. También me inspira mucho el cine en general y los cómics (como los de Miguel Ángel Martín). Pero cuando pinto soy yo mismo, no mis influencias.

Oscar Sancho: La Visión Salvaje 1

Los protagonistas de tus pinturas parecen atrapados en una suerte de purgatorio emocional. ¿Qué sentimientos te resultan más inspiradores a la hora de trabajar?

Me inspira la violencia, lo obsceno, la muerte o la decrepitud. Provocan un tipo de emociones que la sociedad reprime, y verlas en los cuadros es como confrontarlas. También hay referencias sobre la salvación. Me inspira la gente olvidada o marginada, los asesinatos y todo lo que vemos en las páginas de sucesos de los periódicos. Es una visión salvaje y cruda, la vida es así a menudo.

Uno de tus recursos más efectivos es sumergir la realidad en unas tinieblas hasta cierto punto reconfortantes. ¿Qué ventajas y desventajas nacen de trabajar con una gama de colores tan compleja?

Mis colores habituales son el blanco y el negro, y a veces el oro, el gris o el rojo. Creo que la ventaja de trabajar con pocos colores es que puedes concentrarte en otras cosas como la composición y las formas; hacen a la imagen más austera y al mismo tiempo más penetrante.

Tu estilo no sólo bebe de emociones y realidades inquietantes, en ocasiones también recurres a una iconografía que, sin ser explícita, recuerda a la cristiana. ¿Qué papel juega la religión en tus obras?

Es una visión de la religión muy primitiva. La religión es un tema denso por sí mismo, está lleno de simbolismo y es muy complejo. Hace años aprendí a practicar meditación, de hecho soy una persona creyente, con muchos sentimientos y muy profundos, pero no me gusta etiquetar mi fe. En la religión o el misticismo a menudo es más fuerte lo que siente la persona que cualquier imagen externa.
En mis pinturas más religiosas quería rendir un pequeño homenaje al cristianismo, pero desde una visión mística o emotiva más que dogmática.

Oscar Sancho: La Visión Salvaje 2

Abandonando lo intangible, hablemos de tus herramientas de trabajo. ¿Qué proceso creativo sigues?

Visualizo la pintura antes de crearla, pero el resultado final siempre depende de la audacia. Utilizo acrílico, y a veces hay detalles con óleo. También trabajo con rodillo.
Presto mucha atención a la composición, intento que todo tenga un cierto equilibrio; me gusta darle un acabado limpio, que es lo que requiere esta pintura.

Este mismo año estrenaste una exposición en la Galería Artara de Mahón. ¿Cómo se presenta el 2010 y en qué estás trabajando en la actualidad?

Estoy pintando una nueva serie que es parecida a la última, pero voy probando cosas nuevas. Me gustaría terminarla en 2010, aunque no tengo prisa. Me gustaría exponer en Barcelona. Ya veremos, ¡la vida está llena de sorpresas!

Link: http://zero-punto-zero.blogspot.com

Autor: Bill Jiménez
Foto: (c) Óscar Sancho