Pat Andrea y la Alicia de Carroll

Posted on
Por Bill Jiménez

Ya que el séptimo arte nos defraudó a la hora de recrear las aventuras de Alicia (o lo que pretendiera Tim Burton con su último filme), dejemos que la pintura haga justicia al personaje de la mano del holandés Pat Andrea (La Haya, 1942), que desde el pasado 7 de julio al 26 de septiembre nos demostrará porqué su personal visión del país de las maravillas ha sido un éxito en Francia, Grecia y Holanda.

Para empezar, Pat Andrea es un ilustrador y pintor figurativo que lleva años sorprendiendo al público con la calidad y complejidad de sus propuestas. Parecía lógico y hasta necesario que un día apostara por la magna obra de Lewis Carroll, un artista con el que, salvando las distancias generacionales, comparte perspectivas. Porque aunque nos digan lo contrario, lo grotesco, absurdo y surreal sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la sociedad moderna, una forma de expresión que en el caso de Andrea pasa por el antropomorfismo, la sensualidad y la violencia. No se necesita al puritano público del siglo XIX para obtener rostros de inquietud y sorpresa.

El viaje ‘a través del espejo’ comienza en la planta baja del Arts Santa Mònica, el museo barcelonés que alberga la exposición ‘Pat Andrea y Alicia’, cuarenta y ocho obras en gran formato a las que se llega siguiendo una de las ilustraciones que, in situ, el propio Andrea dibujó para la ocasión en las paredes del recinto, una de las muchas Alicias que, en este caso, obliga al visitante a seguir su largo cuello hasta la primera planta, donde podemos encontrar más ejemplos de esta acertada simbiosis artístico/literaria.

Pero llegar hasta este punto no ha sido una tarea sencilla. El proyecto se inició muchos años atrás y sufrió otros tantos parones creativos. Asfixiantes pausas que finalmente dieron veinticuatro frutos basados en El país de las maravillas y otro par de docenas inspirados en A través del espejo, un conjunto donde la protagonista siempre es la mujer, representada por una Alicia que el propio artista identifica con algunas de las mujeres que han pasado por su vida. Toda la curiosidad, intrepidez y magia de la niña del libro se ve reflejada en las distintas versiones que pueblan la muestra, algunas atemporales, otras siniestras, pero en resumidas cuentas, todas fascinantes.

Enlace: Arts Santa Mònica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.