Susan Meiselas Carnival Strippers

Susan Meiselas: Carnival Strippers

La retrospectiva que el International Center of Photography de New York dedicó a Susan Meiselas está dando mucho de sí en la ciudad Condal. En lugar de exponerla en su totalidad y correr el riesgo de que el público no respondiera, la Virreina Centre de l’Imatge ha sabido dosificarla con habilidad en su programación. Si la muestra Antifotoperiodismo ya gozó de su presencia con su proyecto sobre el Kurdistán, Foc divers, la exposición dedicada a Bruno Serralongue (y de la que hemos hablado recientemente) se hace acompañar de Carnival Strippers, una serie entre íntima y cruda alrededor de los “espectáculos de chicas” estadounidenses de los años setenta. Estas strippers o “exotics” (apelativo suave de un público con tendencia al autoengaño) pasaron por el objetivo de Meiselas durante los veranos de 1972 a 1975. El escenario, las ferias itinerantes de Nueva Inglaterra, Pensilvania y Carolina del Sur. La artista encontró el tema y su momento, pues, en pleno auge del movimiento de liberación femenino, su imparcial perspectiva le valió su acceso a la prestigiosa cooperativa Magnum Photos.

Susan Meiselas Carnival Strippers

Carnival Strippers va más allá del oficio de sus protagonistas. Habla de alienación, de una moneda de dos caras, la que se esfuerza por brillar en el escenario y la extinta tras él. Fotografías sin artificios ni posados, hechas con una Leica sin flash, sin trípode; un documento en bruto que tiene mucho de sociológico. La mujer como culto y espectáculo fascinador pero apartada del poder por miedo a que lo ostente en una sociedad patriarcal y llena de dobleces morales.

Acompañan a las fotografías las entrevistas con las que Meiselas cerró el proyecto, una colección de textos y audios originales que completan (y potencian) un discurso que aún no perdido vigencia.

Susan Meiselas en La Virreina

Carnival Strippers, de Susan Meiselas

Susan Meiselas Carnival Strippers