swab 2016

SWAB 2016: progresa adecuadamente

1 octubre 2016 - Arte / Eventos

Antes de entrar en materia, la materia que interesa a los seguidores del arte y los posibles chismes artísticos, quisiera recordaros que la protagonista de este artículo, la Feria SWAB, se celebra este fin de semana en el Pabellón Italiano del recinto ferial de Montjuic, una ubicación con las dimensiones exactas para el evento, completamente alejada de los grandes espacios de anteriores ediciones, capaces de albergar hasta innecesarios conciertos.

dsc_1236

Técnicamente, este texto llega con retraso, ya que la feria se inauguró el pasado jueves día 29. Ese mismo día, por la mañana, Joaquín Díez-Cascón, padre del evento, reunió a una representación de lo que en Barcelona se considera prensa especializada (gente que, rápidamente, fue a su bola) y dedicó unas horas de su tiempo a, no solo atender a cualquier pregunta que surgiera (incluidas las que le invitaban a posicionarse por unos artistas u otros) también a introducirnos los distintos programas y comisarios que otorgan valor la feria.

dsc_1237

Valor que, según el propio Díez-Cascón, no responde a los intereses habituales en este tipo de eventos. Según el arquitecto y coleccionista, SWAB no es una feria comercial, no están ahí para hacer dinero, y enfatizó la importancia de los programas, en concreto aquellos que prestan atención al arte producido en África y Latinoamérica. SWAB vive del momento, de dar visibilidad a los artistas jóvenes, tantos los nacionales como los muchos que residen en la ciudad condal.

dsc_1240

Si bien tanto altruismo puede llegar a sorprender, y aunque no lo pongo en duda, sí que estoy de acuerdo en esa juventud que Díez-Cascón defiende. Tan solo hay que echarle un vistazo a sus distintos programas para detectar el interés de los comisarios por el riesgo o las propuestas críticas. Quizá sea una respuesta natural al stablishment artístico barcelonés, conocido por su lentitud o, directamente, inmovilidad; o un ejercicio de cortesía hacia el coleccionista que se desplaza desde sus más estables mercados en busca de oportunidades de negocio. En cualquier caso, al menos, durante nuestro paseíllo de prensa, las sensaciones fueron positivas y, algo que me fascina y alegra especialmente, el concepto derrotó a la forma pues, si bien tuve la oportunidad de contemplar obras brillantes, faltaron propuestas de ejecución magistral. También es cierto que, siendo jueves, con el recinto recién abierto, muchas de las piezas aún estaban embaladas. También abundaran los muros descubiertos y las herramientas de trabajo abandonadas en las esquinas, detalles que concedían naturalidad al momento.

dsc_1248

En conclusión, a grandes trazos, SWAB repetirá la aceptación de anteriores años. Aguardaremos a las cifras, naturalmente, pero de momento puedo decir que, al menos en lo que atañe al sector prensa, percibí un perfeccionamiento en la fórmula, ligeras mejoras en la organización y destellos de riesgo en algunas facetas de la feria. No podemos exigirle mayores reinvenciones, no deberíamos, ya que, en el fondo, nos interesa que SWAB perdure en el tiempo.

› tags: joaquín díez-cascón / swab /

Deja un comentario