Categorías
Arte Exposiciones

Teatro de anatomía. Más allá del gabinete de curiosidades

Aunque parezca el producto de un contexto histórico, en este caso, la Europa de los siglos XVI y XVII, los gabinetes de maravillas han sobrevivido en la memoria popular como un ejercicio nostálgico de coleccionismo excéntrico. Eludiendo las primeras impresiones, podría decirse que estos microcosmos son el germen de más de doscientos años de tradición y evolución museística, la reunión de artículos de notable carga simbólica y estética en un espacio abierto al público exterior. Si bien es cierto que los antiguos gabinetes representaban a las filias de sus propietarios y la única forma de acceder a ellos era a través de invitación, suponen, pese a este espíritu exclusivista, el retrato de un mundo en proceso de cambio, sensible pese a su parcial hermetismo a la constante influencia de la sociedad, la cultura y la política del momento.

Pero, ¿qué distingue al gabinete del coleccionismo? Para empezar, su necesidad de trascender al tema y adentrarse en el concepto, aunque para la mentalidad de la época no fuera más un ejercicio onírico o de explícita fantasía. Esa búsqueda de sueños más allá de las rígidas fronteras de la urbe, la exploración de parajes exóticos y la toma de contacto con sus habitantes y tradiciones, escondía un ejercicio de relaciones y descontextualizaciones en beneficio de una narrativa común, forzosamente subjetiva.

teatro-de-anatomía-rms

Teatro de anatomía. Entre gabinete de curiosidades y micro-salón, muestra que desde el reciente 4 de febrero puede contemplarse en RMS, El Espacio, recupera esta tradición, perpetuada por relevantes figuras del coleccionismo contemporáneo como la galerista Iris Clert, y la actualiza a través de una extensa lista de creadores que, por medio de sus obras, rinden homenaje al espacio que las alberga. Ya sea mapa, autorretrato o mosaico, la descripción que esta ambiciosa colectiva lleva a cabo hace justicia a la labor que RMS, La Asociación desempeña desde hace más de un década y que, como el micro-salón de Iris Clert, ha servido de modelo a la hora de fomentar y difundir el arte contemporáneo nacional.

rms-el-espacio-teatro-de-anatomíaFotos (c) María Castelló Solbes

Por Bill Jiménez

Escritor y periodista digital, aficionado al arte y a las narrativas surgidas del ciberespacio, con las que ha experimentado en los últimos años a través de blogs, fanzines, webcómics y manipulaciones fotográficas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.