The Fall: Our Future Your Clutter

Por Fran Martínez

He perdido la cuenta de los discos editados por The Fall, (¿cerca de 30?), ni de cuántos de ellos me parecen una puñetera obra maestra. Con una formación estable desde 2006 y su fichaje por Domino, entregan un disco conciso, engrasado y contundente a partes iguales. Ya no hay duda de la genialidad de Mark E. Smith desde hace mucho tiempo por mucha mala uva que tenga. Estamos hablando de un tipo que con su música ha visto ya cuatro décadas diferentes, tres esposas (Elena Poulou la última y teclista desde 2002), infinitas formaciones… y una única premisa estable: derramar cinismo como bilis torrencial y ser herméticamente fulminante.

Desde el inicio de “O.F.Y.C. Showcase”, con un ritmo motóriko y marcial de batería y bajo, por donde se pasea el moog, Smith empieza con su fraseo delirante y nasal que me recuerda a “The Classical” (poca broma, hablar de algo como “Hex Enduction Hour”) para entregar un hit instantáneo. “Bury pts 1+3”, sigue siendo otra marcianada que empieza sonando a grabación de cuarto de baño para engrasarse de nuevo y sonar rocosa, peligrosa e intimidatoria. Como la declaración de imbatibilidad de “Mexico Wax Solvent”, después de pasar un año en silla de ruedas.

Otra sorpresa es la spaghetti western “Cowboy George”, con un inicio frenético desconocido en la discografía de The Fall (pocas cosas le quedan ya por hacer al bueno de Smith), con voces vocoderizadas que parecen sacadas del “Discovery” de Daft Punk al inicio de la canción, y terminando con el ruido de la guitarra y los sintetizadores envolviendo el aire de la oratoria desolada de Smith. Los momentos menos tensos son los protagonizados por “Hot Cake”, con sus divertidos coros y despeinados aires rockabilly, y “Funnel of Love”, versión del clásico de Wanda Jackson que se beneficia de la paleta sónica de la banda de Smith para sonar lúcidamente errático.

Cortes como “Chino”, nos devuelven con sus aires cavernosos y siniestros a la época de “This Nation’s Saving Grace” y la tremenda“Y.F.O.C. / Slippy Floor”, nos da un revolcón en los inicios de punk de catacumba transcurridos dos minutos, que nos dejan con un final inesperado con el sonido de grabaciones de campo. Chiflado y lúcido. Adjetivos perfectos para cerrar con la meditabunda “Weather Report 2”, que nos deja con la frase del disco: ”Nobody has ever called me sir in my entire life”. Una canción que empieza con un tono dulce y acaba peligrosa con sus aires al synth punk de Suicide o al oscurantismo de Throbbing Gristle o The Normal.

Al final de todo, tenemos otra razón para seguir creyendo que ser fan de The Fall no puede ser una equivocación.

Enlace: Domino