Thomas Backler Photoshooting

Si alguien pone en duda que se puedan realizar fotografías con una pistola de aire comprimido, es que aún no se ha pasado por La Casa Encendida y asistido a una de las demostraciones que Thomas Bachler (Detmold, 1961) lleva haciendo desde el pasado 8 de julio. El procedimiento requiere de la citada pistola más una cámara estenopeica adaptada para este peculiar tipo de fotografía. A través del orificio abierto por el disparo, la cámara toma la imagen del visitante junto al artista. Acto seguido, el propio Bachler revela la fotografía y se la regala al retratado.

Photoshooting_Thomas_Bachler

Aparte de un inherente interés de la propuesta, Bachler juega con la historia de la fotografía al revitalizar las cámaras estenopeicas, de las que es un acérrimo defensor, como demostró en 1985 al organizar el primer congreso sobre estas cámaras en Alemania.

Pero este experimento interactivo no es más que la parte más llamativa de “Scenes of Crime”, las fotografías que podrán verse, al margen de esta acción artística, hasta el 11 de septiembre (las performance balísticas finalizan el 15 de este mes), un inquietante recorrido por las filias del artista, como la esencia de la fotografía, la ambigüedad del proceso creativo y los numerosos aspectos estéticos, sociales, históricos y políticos que suelen discurrir paralelos a este arte.