Vladimir Borowicz: de la fantasía y los mundos interiores

Posted on
Por Bill Jiménez

Aseguraba Marc Bolan que «no podrás engañar a los hijos de la revolución», pero en sus metáforas no dejaba del todo claro a qué se refería. El tiempo me ha demostrado que el revolucionario nace y se hace, que todos llevamos un gen transgresor dentro que, con la formación adecuada, nos impulsará a enfrentarnos a lo establecido. La historia de Vladimir Borowicz, corta si tenemos en cuenta su juventud, habla de una de una familia francesa, revolucionaria, militante y amante del arte en todas sus expresiones (surrealismo, jazz, blues, folk…) y de un retoño que, tras unos largos estudios musicales, descubriría una nueva pasión artística en el cine. Touch of Evil de Orson Welles sería la culpable de su necesidad de contar historias y Shadows de John Cassavettes, la confirmación de que iba por el buen camino.

Vladimir Borowicz

Ya graduado, tardaría en volcarse en la disciplina por la que he conocido su trabajo: la fotografía. Él asegura que empezó «por el placer de hacerlo», pero una vez tuvo la cámara en la mano y vio sus posibilidades narrativas, decidió explotar este nuevo/viejo mundo y centrarse en el retrato, básicamente porque «siempre trabajo alrededor de la personalidad, los mundos interiores y las fantasías propias de mis modelos».

Vladimir Borowicz

Dice que sus sesiones son una mezcla de improvisación, de sus sentimientos en el momento, de las sensaciones transmitidas por las modelos y todo el imaginario cultural, mitológico, cinematográfico y musical con el que ha crecido. Por eso en sus obras hay notables excesos de sensualidad, castigados mundos urbanos que a su vez se muestran exultantes de belleza y una cinética esencialmente cinematográfica.

Vladimir Borowicz

Sea o no un hijo de la revolución, sus fotos apuestan por la innovación y el cambio, algo bastante de agradecer en un mundo repleto de estereotipos.

Vladimir Borowicz

Texto: Bill Jiménez
Imágenes: (c) Vladimir Borowicz

Enlaces: Sitio Oficial

One Reply to “Vladimir Borowicz: de la fantasía y los mundos interiores”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *