Categorías
Fotografía Publicaciones

William Wegman

William Wegman es uno de esos artistas que no sienten vergüenza a la hora de repetir hasta la saciedad la fórmula que los hizo célebres. En su caso, una serie de fotografías protagonizadas por Man Ray, su perro, no el fotógrafo, un weimaraner al que sometió a una interminable y, en algunos casos imposible, lista de posados. Pero ahí está su mérito, hacer arte de la indisciplina y tendencia al caos de estos animales y, con el paso del tiempo y los relevos generacionales entre sus mascotas, editar todo tipo de libros al respecto. El que nos ocupa, sus Polaroids, reúnen lo mejor de su producción: tanto las exóticas poses como los elegantes retratos y, cómo no, el plato fuerte y cotizado, las caracterizaciones antropormórficas.

Como en los buenos trucos de magia, la gracia no solo está en el resultado (al que se le puede discutir poco), sino en el proceso. Sus fotografías siempre conducen a la misma pregunta: ¿Cómo lo logró?

En su contra está la excesiva mercantilización de su obra, convertida en un producto directo al merchandising. Y si bien es cierto que en esta era de entretenimiento incontrolado ya se ha hecho de todo con animales (para bien y, en la mayoría de casos, para mal), las fotografías de Wegman vienen a ser el mejor ejemplo de que un discurso sencillo y al alcance de todos los públicos puede desarrollarse con elegancia y buen gusto.

William Wegman

William Wegman Polaroids

William Wegman Polaroids

Los comentarios están cerrados.