De la Seducción: Dos Hoteles de Xavier Claramunt en Barcelona

Por Raúl Sánchez Molina

El juego de las reglas reversibles, que al contrario que las normas o las leyes, siempre pueden cambiar, darse la vuelta y acabar siendo lo contrario de lo que al principio eran, o al menos aparentaban ser.

Me gusta pensar que ésta es una de las obsesiones tras los dos hoteles que el EQUIP de Xavier Claramunt ha construido en Barcelona: el Chic&Basic, inaugurado en el 2006, y el Arc del Teatre, que abrió sus puertas hace no muchas semanas.

Más obsesiones: el juego de las apariencias en las telas que velan la imagen real (si es que existe) de las estancias, como el principal recurso de la insinuación del espacio: dejarse ver, aparentar, seducir semiocultando a través de superficies ligeras semitransparentes.

Es en el insistente trabajo (como demuestran los muchos estudios que pueden verse en su espléndida página web) en lo más característico de la tipología del hotel, en las habitaciones, donde este juego de las apariencias toma mayor valor. La perversión, en el sentido de aquél que pervierte el orden de los términos, aparece al situar los baños (término demasiado clásico para designar el conjunto de piezas diseminadas que en estos hoteles hacen la función de baño) junto a la fachada. Las duchas se separan del exterior mediante tan sólo vidrios y diversas capas de tejidos, insinuando las siluetas difuminadas de los ocupantes hacia la calle pero también hacia el interior de la habitación. Cristales tintados o diversos adhesivos añaden más capas de veladuras a la imagen final.

Ambos edificios son reformas de viejas construcciones (con ampliación en el caso del Arc del Teatre), en barrios densos y consolidados: allí donde el lugar y el contexto ya estaban inventados, se insinúa/aparece una nueva interpretación.

En el Chic&Basic, en el barrio del Borne, los tejidos recorren todo el interior, volando por encima de las salas comunes en los accesos hasta acompañar la entrada a la habitación envolviendo al usuario mientras abre la puerta.

En el Arc del Teatre, en el barrio del Raval, hay un paso más allá. Partiendo de un antiguo teatro, la representación-función-ser otra cosa se saca al exterior: una gran tela oculta la fachada a la calle para mostrarla en un despliegue de transparencias, sombras y reflejos al caer la noche e iluminarse las habitaciones. Las maquetas iniciales prometían un telón sesgado y rajado, con un potencial mucho mayor que las telas que finalmente se adoptaron en obra.

(Este texto mezcla recuerdos de viejas lecturas de ‘De la Seducción’ de Jean Baudrillard, superpuestos a los dos hoteles).

Enlace: Web Oficial

2 Replies to “De la Seducción: Dos Hoteles de Xavier Claramunt en Barcelona”

  1. Para reservar hoteles alquien sabe donde puedo encontrar una pagina que te haga ofertas especiales para familias numerosas? gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.