El desembarco del arte chino en la vieja Europa

Posted on
Por Redacción
Li-Qing-A-Portrait-with-Ghost-Image-Tony-Blair-2011

Siempre hay una primera vez para todo, incluso para el nacimiento de una galería propiedad y bajo la dirección de un coleccionista de arte chino. Gaowen Zhu es su nombre y Zhong Gallery el de su espacio, inaugurado en Berlín con el comienzo del nuevo año chino en una excelente estrategia comercial y emotiva.

Li-Qing-A-Portrait-with-Ghost-Image-Tony-Blair-2011Li Qing, “A Portrait with Ghost Image Tony Blair”

Y quizá ahora es el momento. El arte contemporáneo oriental está de moda. Ya lo demostró la Art Stage Singapore, un evento que atrajo las miradas del mercado mezclando la inocencia de su juventud con la experiencia para los negocios de las potencias asiáticas. Algo parecido a lo que ha ocurrido en su equivalente hindú, la India Art Fair, con una cuarta edición recién clausurada que igualmente se ha convertido en un referente en cuanto a visitantes como en volumen de negocio, registrando en su pasada edición un porcentaje de nuevos coleccionistas que rondó el 30-40%.

Gaowen Zhu no se deja engañar por este hype mercantil. En sus declaraciones a Blouin Artinfo Germany aseguró que “aunque el arte contemporáneo y el mercado del arte chino se hayan ganado la atención del mundo, todavía existen opiniones muy estereotipadas fuera de China. El arte es arte”. Además, la galería desea ofrecer un mensaje bidireccional patrocinando a artistas alemanes en Beijing, creando un puente que, en este caso, siendo Berlín un puntal cultural de Europa y China un coloso a la hora de mover dinero, puede ser el más sólido que haya pisado el arte contemporáneo europeo en los últimos años.

Este compromiso se inicia con la exposición Dawn: New Art from China, una colectiva de ocho prometedores artistas, singulares y lucrativos en manos de un experto.

Unmask-Translucency-9-2007Unmask Translucency 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.