Albert Gironès, "La teoría definitiva" 2

Albert Gironès, “La teoría definitiva”

El comparatismo está abierto a las relaciones entre objetos de estudio sin evidente relación. El gesto vuelve a la práctica más teorética si cabe, aunque es cierto que, de darse y justificarse tales coincidencias, la disciplina avanza.

Albert Gironès pone a prueba los límites del comparatismo como ciencia en su exposición La teoría definitiva. En ella, contrasta un monte ficticio, el Mount Chiliad del videojuego Grand Theft Auto V, con el Puig Major mallorquín, conocido por la extensa literatura paranormal escrita a su alrededor. Así, Gironès parte de un monte de ficción para explicar la ficción que envuelve a otro monte.

Albert Gironès

El Mount Chiliad, desde la aparición del videojuego que lo alberga, contiene uno de los murales más misteriosos de la historia del ocio virtual. Las opiniones y teorías al respecto de la pintada, por otra parte, ajena al desarrollo del propio videojuego, abundan en Internet, transformándose, salvando las distancias, en un imaginario en el que tienen cabida todo tipo de historias. Con el Puig Major ocurre lo mismo. Al igual que el Chiliad, es una de las montañas más grandes de la región, conocido durante los setenta por los numerosos avistamientos documentados. Albert Gironès busca la convergencia de ambos accidentes geográficos a partir de esa documentación.

La teoría definitiva es un ejercicio de tensión, un trabajo que reflexiona sobre los límites del comparatismo, y más cuando uno de los objetos de análisis, los relatos de avistamientos, son una materia tan flexible que calza igual de bien los entresijos de un videojuego como de un poema gongorino. A partir de aquí, entra en juego el sentido común, la pregunta de si todo concepto es extrapolable.

¿Pensaban los desarrolladores del GTA en el Puig Major? ¿Las mismas fuerzas que actuaron en el monte mallorquín actúan en el videojuego? Existan o no respuestas, lo que sí podemos confirmar es que en ambos casos actúan los mismos procesos mentales: el anhelo primitivo de cubrir los vacíos de información con ficciones sostenibles.


“La teoría definitiva” podrá verse los días 25, 26 y 27 de junio en Homesession.